Dos hombres consiguen un botín de 22.000 euros al atracar la única sucursal bancaria de Los Cerralbos

Actualizado:

MANUEL MORENO

TOLEDO. Dos varones, presumiblemente españoles, atracaron ayer a las 13.00 en Los Cerralbos la Caja Rural de Toledo, la única sucursal bancaria que hay desde hace 20 años en este pequeño municipio de 515 habitantes.

Los ladrones, armados con una pistola y disfrazados con pelucas, se llevaron 22.000 euros tras amenazar a la única empleada de la oficina, situada en el número 7 de la céntrica plaza de la Constitución. Encerraron en el cuarto de baño a la trabajadora, María Jesús Marugán, a quien amenazaron con matarla si salía antes de media hora. Los ladrones se apropiaron también de la cinta de la cámara de seguridad en la que se grabó el golpe. Huyeron en un coche que tenían aparcado a 60 metros de la oficina, en la plaza de la iglesia.

Éste es el primer atraco en el pueblo a plena luz del día que recuerda el alcalde, Pedro García. «Antes hubo algunos robos, pero todos cometidos por la noche. El último ocurrió en septiembre en el ayuntamiento y se llevaron dos ordenadores», explicó García.