Hallan muerto en una presa al piragüista que desapareció el jueves

EFE
Actualizado:

TOLEDO. El cuerpo sin vida de F.L.T., de 39 años, natural y vecino de Alcorcón, apareció ayer sobre las 12.30 horas en el embalse de Rosarito, tras un día y medio de intensa búsqueda en el sur de la provincia abulense, según fuentes de Protección Civil de Candeleda (Ávila).

El cadáver fue encontrado en el paraje conocido como «Junta de la Garganta de Santa María» de este pantano, situado entre las provincias de Ávila, Toledo y Cáceres, un día después de que el joven que le acompañaba el día de su desaparición, E.D.G., de 33 años y también vecino de Alcorcón, apareciera con vida en el término de Navalcán. Al parecer, el cuerpo del deportista fue arrastrado por la corriente del Tiétar, que en los últimos días registró una crecida, como consecuencia de las intensas lluvias que cayeron en el Valle del Tiétar.

Los primeros datos indican la posibilidad de que esta circunstancia fue la hizo que la piragua de F.L.T. y la de su compañero de descenso volcaran cuando realizaban el trayecto de veinte kilómetros que separa las localidades abulenses de Ramacastañas y Candeleda.

Ayer por la mañana, durante la búsqueda del deportista, para la que se empleó un helicóptero, fue hallado el cuerpo sin vida en el embalse de Rosarito, situado a unos quince kilómetros de Candeleda. En las tareas para localizar el cuerpo y rescatarlo participaron efectivos de la Guardia Civil y de Protección Civil de Candeleda, que contaron con el apoyo de un equipo de submarinistas del Instituto Armado, así como voluntarios y amigos de los dos piragüistas.

La crecida del río Tiétar, debido a las intensas lluvias de los últimos días y los numerosos arbustos acumulados en el cauce, pudieron ser el origen del accidente, ya que, según el alcalde de Candeleda, José Antonio Pérez Suárez, el jueves se registraron en la zona cincuenta litros por metro cuadrado. Ambos deportistas partieron a las 12.30 horas desde Ramacastañas, para llegar a Candeleda tres horas después pero, al comprobar que no llegaban a la hora prevista a su destino, en el paraje denominado «Puente de la Máquina», su desaparición fue denunciada a la Guardia Civil, que comenzó el rastreo de la zona.

Hacia las 21 horas fue localizado, junto a la finca «Las Jalás» de Navalcán E.D.G., quien sufría problemas físicos y se encontraba desorientado, según explicó Pérez Suárez. El regidor indicó que cuando le tomó declaración la Guardia Civil, el piragüista no se acordaba exactamente de lo sucedido, aunque sí manifestó que sus piraguas volcaron durante el descenso.