El actor durante la presentación de «La cueva de Salamanca» en Toledo
El actor durante la presentación de «La cueva de Salamanca» en Toledo - ABC
Teatro

Gutiérrez Caba: «Hablar del Rojas es rememorar la historia sentimental de mi familia»

El actor recoge este viernes en Toledo el premio Teatro de Rojas como mejor director de escena, por el espectáculo «La cueva de Salamanca»

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Emilio Gutiérrez Caba (Valladolid, 1942) vuelve estos días a ocupar un lugar destacado en la historia teatral de Toledo, la ciudad de la que se enamoró en 1968, cuando se subió por primera vez a las tablas del Rojas, con la pieza «Un matrimonio muy feliz». De eso han pasado cinco décadas y el actor, que vuelve este viernes a la ciudad para recoger el premio Teatro de Rojas, como mejor director de escena por «La cueva de Salamanca», aprovecha para repasar su trayectoria, agradecer al público el galardón y recuperar parte de la historia de esa saga familiar de la que forma parte; y que es y sigue siendo referente en la historia del teatro, el cine y la televisión.

Las emociones y recuerdos se entremezclan en una conversación telefónica, en la que Emilio Gutiérrez Caba vuelve a destacar su amor por Toledo. «Siempre que actúo en esta ciudad pienso: ¿cómo puede haber tantas cosas tan bonitas, en un espacio tan reducido?», contesta entre risas, para dar paso a uno de los recuerdos más queridos que posee en su albúm familiar.

Cuenta que en los años 70 del siglo XIX su bisabuelo Pascual Alba, actuó en el Rojas. Y entre espectáculo y espectáculo, a don Pascual le dio tiempo a escribir «Nobleza toledana», una obra que Gutiérrez Caba desearía tener entre sus manos. «Es una pena que no la tenga conmigo», señaló.

Por eso, para él el Teatro de Rojas sigue siendo un referente en su trayectoria teatral y como dramaturgo. «Tiene tantas connotaciones personales que me hubiera encantado que mi madre, Irene Caba hubiera actuado en este lugar. Es una pena, pero ella nunca quiso. Así que para mí es extraordinariamente sentimental rememorar la historia de mi bisabuelo, de mis hermanas que han actuado en Toledo y todo lo que he vivido en este escenario», indicó el intérprete, que está representando actualmente en Madrid «Copenhague» junto a Carlos Hipólito, montaje con el que espera volver a esta ciudad.

Poco dado a los premios y reconocmientos, Gutiérrez Caba se muestra sorprendido al conocer que el galardón que recogerá esta misma semana lo conceden los espectadores. «Estoy muy agradecido por este reconocimiento y mis palabras son de profundo respeto y cariño hacia este público tan especial», indicó.

Magia y estudiantes

El dramaturgo habló también de «La cueva de Salamanca» con la que ha conseguido este premio. Recuerda que fue un espectáculo en que introdujo texto en prosa y verso. «Realmente era hacer un retrato del siglo XVII, pero también del siglo XXI a través de esos estudiantes que quieren hacer una obra para poder subsistir», afirmó, para recordar que este proyecto es teatro dentro del teatro. El resultado, es que consiguió hacer un retrato del siglo XVII donde están presentes los truhanes, los sabios y los nobles. Pero también —afirmó— hay magia y estudiantes.

Recordó que cuando recibió el encargo de «estructurar un espectáculo que reflejara la Salamanca de esa época» revisó varios textos y encontró en la comedia de Ruiz de Alarcón la más idónea, «porque reflejaba a la perfección la vida cotidiana de aquella sociedad».

«La cueva de Salamanca», afirmó, le ayudó a volverse a encontrar con los clásicos, que le han permitido hacer diferentes registros a lo largo de su trayectoria profesional, entre el teatro, la televisión y el cine.

«Fue una experiencia estupenda ver cómo los intérpretes asumen las directrices que les has indicado y que ellos desarrollan. Eso es impagable. Es la gran experiencia que como actor me voy a llevar. La vida es muy corta y me quedan todavía muchas cosas por hacer», afirmó el veterano actor, que ha participado en películas como «La caza», «La comunidad» y «Las bicicletas son para el verano», entre otras.