Ferinort se muestra al visitante como un proyecto consolidado y con avances reales en su séptima edición

B. YUSTE
Actualizado:

FUENSALIDA. Siguiendo el ritual propio de estos eventos, los representantes de las principales administraciones dedicaron ayer encomiables palabras para inaugurar la séptima edición de la Feria Multisectorial del Norte de Toledo (Ferinort), que se celebra en Fuensalida hasta el domingo. En su intervención, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Juan Ignacio Zoido, definió la muestra como un «escaparate consolidado en el tiempo y muy positivo para los empresarios» de la provincia que además ha logrado tener repercusión fuera de la región.

El delegado gubernamental manifestó que Ferinort se ha convertido en una cita «ineludible» y una importante referencia para el desarrollo económico de la provincia que -resaltó- ha crecido por encima de la media nacional.

Si bien destacó el avance empresarial, Zoido quiso puntualizar que los emprendedores toledanos han de afrontar nuevos retos que les permitan mantenerse en un mercado cada vez más competitivo. Una consigna para la que -dijo- es imprescindible apostar por la calidad en el entramado industrial.

El alcalde de Fuensalida, José Julián Gómez-Escalonilla, alabó el esfuerzo realizado por los organizadores del certamen, al mismo tiempo que felicitó a los empresarios por su apuesta por Ferinort. Manifestó igualmente que la muestra es un «proyecto consolidado que debe ser el orgullo» de los municipios de la provincia.

Tanto el presidente de la Diputación de Toledo, Miguel Ángel Ruiz-Ayúcar, como el delegado provincial de Industria y Trabajo, Álvaro Gutiérrez, también presentes en el acto inaugural, coincidieron en resaltar la solidez que ha adquirido Ferinort en esta séptima edición, en la que por primera vez la artesanía toledana tiene una relevante presencia, al ocupar las instalaciones del pabellón polideportivo.

Distribución y espacios

La feria ocupa una superficie superior a los diez mil metros cuadrados, sobre los que se distribuyen 120 expositores dedicados a diferentes sectores productivos, entre los que figura la alimentación. En el interior de la carpa (preparada para la celebración de este tipo de eventos), además de los stands sectoriales, se encuentra la zona institucional que, situada a la entrada de las dependencias, alberga a los ayuntamientos y mancomunidades participantes, además de las entidades financieras más importantes de la provincia como Caja Castilla-La Mancha y Caja Rural de Toledo y agrupaciones empresariales como la Federación Empresarial Toledana (Fedeto) y la Cámara de Comercio.

Con el aval de haber registrado unos 40.000 visitantes la pasada edición, Ferinort podría superar con creces estas cifras, y lo que aún es más interesante, podría incentivar la consolidación de las relaciones comerciales alcanzadas por los empresarios en años anteriores. Y es que no hay que olvidar que esta muestra ambiciona como objetivo prioritario promover la salida de los productos expuestos al mercado, lo que poco a poco se va haciendo realidad, fundamentalmente por el trabajo de aquellos que año tras año ocupan un pequeño espacio en este foro, en el que el visitante podrá percatarse de la amplia oferta industrial con la que cuenta la provincia.

A la Feria Multisectorial del Norte de Toledo, que cerrará sus puertas el domingo, está previsto que hoy asista el candidato del PP a la Junta de Comunidades, Adolfo Suárez Illana.