Las familias numerosas pasaron un día de fiesta en las instalaciones de Dino Rino de Puerta de Toledo
Las familias numerosas pasaron un día de fiesta en las instalaciones de Dino Rino de Puerta de Toledo - ATFAN

Las familias numerosas piden que se desarrolle la ley aprobada hace 6 años

Atfan busca desarrollar la tarjeta médica con más descuentos

ToledoActualizado:

La jornada de este domingo fue festiva para la Asociación Provincial Toledana de Familias Numerosas (Atfan), que celebró su fiesta anual, pero también reivindicativa de mejoras que pueden hacer más llevadero el día a día de este tipo de familias con mayores cargas. Entre ellas figura la petición del desarrollo de la Ley de Familias Numerosas de Castilla-La Mancha, que curiosamente fue aprobada hace ya seis años pero que el Gobierno regional no ha desarrollado ni dado contenido todavía.

Así lo indicó a ABC Eduardo Galicia, gerente de la asociación toledana, que preside José Luis García Rufo. «Ahora estamos trabajando en la ley de familias numerosas de Castilla-La Mancha, que fue pionera en España, pero en la que después de su aprobación en 2010 todavía no se ha dado ni un solo paso; ni siquiera se ha puesto el título en el libro blanco del reglamento de la ley, y por desgracia los tiros por ahora no van por ahí. Soy pesimista porque no existe conciencia de la necesidad apoyar a las familias numerosas», asegura Eduardo Galicia.

Y añade que «podemos tener los mejores pueblos del mundo, las mejores ordenanzas, pero si no hay gente no se puede hacer nada, es el vacío. La tasa de despoblamiento en la comunidad en el medio rural es asombrosa, y creo que llegará un momento crítico en el que se abandonarán los pueblos porque no habrá familias. ni colegios donde haya niños. Los políticos no son conscientes de la necesidad de apoyar a las familias y de forma especial a las numerosas, porque sin hijos no hay futuro».

Pero mientras esa ley espera su desarrollo, desde la asociación toledana, con 15 años de historia y la más numerosa de la región con diferencia, ya que están asociadas más de 3.000 familias, siguen con sus proyectos, cuyo repaso se hizo ayer en la asamblea general. Un primer punto fue el análisis de dónde se encuentra la asociación es este momento, con un saldo positivo en base a las muchas y diversas actividades en toda la provincia, con más de 30 reuniones en diferentes pueblos para llevar la asociación a las familias y a los ayuntamientos.

Aplicación pionera

Otro de los puntos tratados fue el seguimiento de una aplicación informativa que ha sido pionera en España, que incluyen los descuentos para familias numerosas y también las ordenanzas de los diferentes municipios para que la gente esté lo mejor informada posible, así como el trabajo que se está desarrollando en las reuniones con la Junta y ayuntamientos.

A juicio de Eduardo Galicia, «no hay un concepto en la realidad social española sobre el modelo de la familia numerosa, por ejemplo al compararlas con las que están en riesgo de exclusión, pero hay otros muchos problemas como el de la conciliación de la madre de familia numerosa y además en el medio rural; o el de la consideración de la renta familiar, porque cuando se calcula la renta media nacional se habla de familias que tienen 1,5 personas por unidad familiar y nosotros hablamos de familias que como mínimo tienen cinco».

El problema viene, como señala Galicia, cuando las ayudas se plantean por renta familiar sin tener en cuenta el número de miembros de la familia, lo que provoca que familias con menos miembros en realidad «tienen más dinero para poder dar a sus hijos una calidad de vida que consideramos debería considerarse estándar».

Atención sanitaria

Pero sin duda uno de los proyectos que mejores resultados ha dado a Atfan, por lo novedoso, es el de la tarjeta sanitaria. Nace de una necesidad, puesto que muchas familias numerosas, cuando quieren acceder a un seguro de salud, como se paga por miembros, se topan con el alto coste. «Son muchas veces precios prohibitivos, ya que hablamos de más de 2.000 euros al año que muchas familias no pueden pagar», señala Galicia.

Lo que Atfan empezó a hacer desde hace cinco años en este caso concreto de la tarjeta sanitaria fue establecer una cuota de 70 euros al año para su mantenimiento y la asistencia con un grupo de médicos con los que se ha llegado a un acuerdo. «Con la tarjeta sanitaria se tiene acceso a una sanidad privada considerada en su más amplio espectro, porque hablamos no solo de sanidad general, sino también ópticas, dentistas, fisioterapeutas o farmacia, de forma que se accede a esos servicios con unos descuentos que permitan hacer uso de esa sanidad privada», indica el gerente de Atfan.

En el caso de la tarjeta sanitaria, esta asociación no trabaja con compañías de seguros de salud, sino que el acuerdo es directamente con los profesionales sanitarios. Por ejemplo, en Toledo con el Instituto Médico Integral (IMI), pero también hay acuerdos en Torrijos, Talavera o Sonseca. A eso se suman los acuerdos directos con profesionales odontólogos y oftalmólogos, que ofrecen descuentos de hasta el 50 por ciento en algunos casos.

Red de referencia

El proyecto con la tarjeta de salud, que no existe en otras provincias de la Comunidad, es crear una red de clínicas de referencia, pero también con profesionales independientes que ofrecen sus servicios de salud con unos descuentos muy interesantes.

También hay un acuerdo con la Diputación y se buscan también otros con ayuntamientos y empresas de los diferentes municipios para que consideren a las familias numerosas dentro de sus expectativas de captación de trabajadores. De hecho, existen más de 350 empresas de la provincia que hacen descuentos a las familias numerosas.

Pero destaca también el objetivo por parte de la asociación de mantener una línea de información de casi 24 horas con teléfonos abiertos, y de hecho Atfan es la única asociación de Castilla-La Mancha que está abierta todos los días del año.

Finalmente, Galicia indica que en estos momentos uno de los mayores problemas de las familias numerosas «es que cuando se habla de exclusión social nosotros, comparados con ellos, estamos muy bien, pero no se tienen en cuenta que nosotros tenemos muchos problemas no solo económicos sino también a la hora de la conciliación, sobre todo las madres, del mercado laboral con la atención a los hijos. Cuando una madre busca trabajo, como está en paro no tiene derecho a una guardería; o cuando quiere formarse para acceder al mercado laboral no tiene un sistema ad hoc para poder asistir al curso, sin olvidar que hay empresas que, a la hora de contratar a una mujer, piensan que no van a poder estar al cien por cien, cuando la tasa de absentismo laboral entre la mujer y el hombre es al 50 por ciento».