Los estudiantes de Oropesa protestaron ayer contra la empresa Vilar. A. Martínez

Educación abre un expediente a la empresa de transporte Vilar, que asegura que trabaja dentro de la legalidad

MANUEL MORENO
Actualizado:

TOLEDO. La Delegación Provincial de Educación abrió ayer un expediente informativo a la empresa Autocares Vilar S. A., de Calera y Chozas, por las quejas de padres y alumnos del instituto de Educación Secundaria «Alonso de Orozco», de Oropesa, acerca del servicio irregular que presta supuestamente la compañía. Según explicó a ABC el delegado provincial, Ángel Felpeto, existen indicios de que la empresa ha incumplido los contratos firmados con Educación para cubrir las seis rutas que Autocares Vilar S. A. tiene asignadas para el instituto. Esas presuntas irregularidades, dijo Felpeto, obedecerían a la impuntualidad en el servicio y al uso de vehículos que no están recogidos en los contratos.

La norma que rige el transporte escolar en Castilla-La Mancha establece que las compañías podrán utilizar tres vehículos por ruta -«aquellos que estén contratados por Educación, y no otros», puntualizó Felpeto-, y los coches deberán dejar a los estudiantes en el centro con una antelación inferior a los diez minutos; cuando terminen las clases, los autobuses deberán estar esperando a los alumnos a las puertas.

«No hay ninguna denuncia»

En el caso de Vilar S. A., Educación ha detectado que la empresa utilizó durante este curso escolar cuatro autobuses que no están contratados por la delegación provincial. Además, Felpeto está a la espera de recibir un informe de la Guardia Civil de Tráfico sobre la inspección que ha realizado a la flota de autocares que participan en las rutas escolares. ABC informó ayer de que Tráfico ha denunciado a Vilar S. A. en más de veinte ocasiones desde el pasado septiembre por la comisión de otras tantas infracciones a las diferentes normas relativas al transporte escolar, entre ellas la manipulación de los tacógrafos de autobuses.

En cambio, el gerente de la empresa, Francisco Vilar, aseguró ayer a ABC que en este periodo la compañía no ha recibido ninguna denuncia de la Guardia Civil -«¡qué me enseñe alguien los boletines!», exclamó-, y afirmó también que no hay ningún tacógrafo manipulado. «Los coches que hacen las rutas escolares son los que están en los contratos, y si se ha sustituido un autobús por otro ha sido siempre según la normativa, que lo contempla», aclaró Vilar. Señaló igualmente que «nadie me había advertido de las quejas» de los padres y alumnos del instituto de Oropesa, salvo las reclamaciones que se produjeron a principio del curso contra la empresa.

Ayer se manifestaron a las puertas del «Alonso de Orozco» los estudiantes del centro (hay 600 alumnos matriculados), que protestaron por el servicio de la empresa Vilar. El gerente de la compañía acudió a la concentración y se comprometió con el alumnado a reunirse todos los viernes hasta el final de curso para recoger sus quejas. Aseguró también a los estudiantes que a partir del lunes habrá un nuevo autobús y otro conductor para el itinerario Azután-El Bercial-Alcolea, ruta en la que se registró el jueves un accidente en el que estuvo implicado un coche escolar de Vilar. Aunque los alumnos que viajaban en el vehículo manifiestan que se saltó un «stop», Francisco Vilar dijo a ABC que su coche no fue responsable del accidente. El mismo autocar hizo ayer la ruta y fue recibido con el lanzamiento de huevos por parte de los alumnos, según explicó el empresario.

La Guardia Civil también estuvo en la concentración y requirió la documentación a los conductores de todos los autobuses de las once rutas escolares del instituto, itinerarios que se reparten tres compañías.

El caso de Torrijos

Vilar S. A. no es la única empresa que Educación investigará en los próximos días. Ayer mismo, la delegación provincial constató que una compañía de autocares que hace rutas para los dos institutos de Educación Secundaria de Torrijos es impuntual en el servicio y emplea vehículos que no están contratados por Educación. Así lo confirmó a este diario Ángel Felpeto, quien no facilitó el nombre de la empresa porque la desconocía en ese momento. Aseguró, no obstante, que el lunes se abrirá un expediente informativo a la compañía presuntamente infractora. Tanto en este caso como en el de la empresa Vilar, los expedientes podrían concluir, si ha lugar, en la recisión de los contratos, indicó Felpeto.

Educación también está investigando supuestas irregularidades en el servicio escolar que las compañías de autobuses prestan para los institutos de Fuensalida y Valmojado. «El transporte escolar nos lo tomamos muy en serio y somos muy rigurosos en el cumplimiento de la norma», aseguró Felpeto.