Ecologistas en Acción también denuncia la desecación del Tajo

ABCTALAVERA. La organización Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha secundó ayer las denuncias de la Plataforma en Defensa del Tajo sobre el proyecto para la construcción de una urbanización de

Actualizado:

ABC

TALAVERA. La organización Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha secundó ayer las denuncias de la Plataforma en Defensa del Tajo sobre el proyecto para la construcción de una urbanización de lujo en el embalse de Valdecañas en el límite de las provincias de Toledo y Cáceres, lo que conlleva la desecación de un tramo de cinco kilómetros del río Tajo de Puente del Arzobispo abajo, asunto del que ayer informó ABC.

En un comunicado de prensa glosado por la agencia Efe, los ecologistas critican que, a pesar de los recursos que han interpuesto en el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, la Junta y la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) se ha permitido el comienzo de las obras de la urbanización de lujo «Marina Isla de Valdecañas», un proyecto «especulativo» para el que se ha desecado el río Tajo en los cinco kilómetros citados.

Ecologistas en Acción se pregunta si la CHT ha permitido el desembalse de Valdecañas o la reducción de caudales desde el embalse de Azután, en Toledo, para facilitar el desarrollo de las obras, aspecto que la Plataforma en Defensa del Tajo daba por descontado en su comunicado del martes.

Según esta organización, el fondo de la cuestión es si hay disponibilidad de agua para el abastecimiento de los chalets, el campo de golf, el hotel y los centros comerciales, y si se va a autorizar el plan de uso nuevo para el embalse y la construcción de un puente de acceso a la isla sin que se hayan obtenido todas y cada una de las autorizaciones y declaraciones de impacto preceptivas para todas las infraestructuras asociadas al complejo.

«En todo caso, parece que se avanza en una dinámica de hechos consumados que pudiera conducir finalmente a la cesión de la CHT ante este aberrante proyecto», denuncia la asociación. El tramo desecado, explican, forma parte de la Red Natura 2000, pues se trata de zonas declaradas como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) tanto en Castilla-La Mancha como en Extremadura.

Avería en Azután

Por su parte, el delegado provincial de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Manuel Guerrero, aseguró ayer a la agencia Europa Press que el bajo cauce del río Tajo se debe «a una avería en una de las turbinas del pantano de Azután».

Guerrero señaló que «hay dos temas muy diferentes que tenemos que separar», por un lado, un proyecto de urbanización que se ha puesto en marcha en el embalse de Valdecañas, situado en la comunidad extremeña, y, por otro, el bajo cauce del río.

Sobre este último, el delegado explicó que «las compuertas del pantano de Azután, propiedad de Iberdrola, han estado unos días cerradas para proceder al arreglo de dicha turbina», si bien «en el momento en que el fallo sea subsanado, el pantano recuperará su función».