La dirección de Sada asegura que los salarios se ajustan al convenio colectivo

Los sindicatos han pedido a Sanidad la inspección de las instalaciones del matadero, donde los empleados de la limpieza no han entrado desde hace dos semanas

ABC
Actualizado:

TOLEDO. Ante las últimas informaciones aparecidas en los medios de comunicación, la dirección del Grupo Sada de Lominchar emitió ayer un comunicado para aclarar algunos puntos. En primer lugar, los responsables del matadero manifiestan que «siempre han mostrado su voluntad de negociar, habiéndolo hecho en los últimos meses en el seno de la compañía y habiendo estado en el Jurado Arbitral de Castilla-La Mancha en diversas ocasiones, sin haber podido alcanzar un acuerdo razonable». Igualmente, agregan que «hemos mantenido varias reuniones (con los empleados) sin obtener ningún resultado».

La dirección de la planta de Lominchar quiere dejar claro también que todos los trabajadores de la industria perciben «como mínimo las retribuciones establecidas en el convenio colectivo de ámbito estatal para las industrias de mataderos de aves y conejos», que regula las relaciones laborales de este sector.

En el comunicado, afirman además que «siempre ha sido y es intención del grupo Sada continuar buscando una solución negociada al conflicto existente» con los empleados, que desde el pasado día 12 permanecen en huelga.

Sobre este conflicto, la dirección de Sada indica que su origen está en la solicitud que plantearon los trabajadores de percibir un plus. Y añade que ante esta petición, y después de varias negociaciones, la empresa ha ofrecido por escrito «un plus de asistencia para los trabajadores, siempre que se den unos mínimos de asistencia individual y colectiva, así como una prima de productividad para todos los empleados, para cuyo establecimiento, el grupo se compromete a medir la cadena de producción y, en función de los resultados, pagar la prima con efectos retroactivos a la firma del acuerdo».

Ahor bien, prosigue Sada en su comunicado, «la empresa no puede asumir ni soportar situaciones que económicamente signifiquen poner en peligro su futuro y su viabilidad, por cuanto no puede generar los suficientes recursos para hacer frente a este tipo de demandas» que los trabajos pretenden conseguir y que han sido el motivo de la huelga que llevan protagonizando desde el pasado día 12.

Finalmente, la empresa «quiere invitar a los representantes de los trabajadores a plantear sus reivindicaciones en el marco del convenio colectivo, no penalizando económicamente a esta compañía con reivindicaciones particulares».

Inspección sanitaria

Por otro lado, CC.OO. y UGT han reclamado a la Consejería de Sanidad la inspección inmediata de las condiciones higiénico-sanitarias del matadero de Lominchar, donde los empleados de limpieza no han entrado a trabajar desde hace casi dos semanas.

Según informaron ayer los sindicatos en un comunicado de prensa, en las condiciones «insalubres» en las que deben de encontrarse las instalaciones del matadero, entienden que no puede realizarse ninguna actividad y «menos aún la manipulación de carnes y productos derivados destinados al consumo humano». De confirmarse estas sospechas, las centrales sindicales solicitan la clausura inmediata del matadero. Los trabajadores de Sada llevan en huelga desde hace días, sin embargo, «dado que en el mismo matadero trabajan habitualmente otras personas que no dependen contractualmente de la empresa, Sada pretende utilizarles para romper la huelga», critican. Los sindicatos también han señalado que, al igual que en la tarde del miércoles, ayer se requirió a las fuerzas policiales que abrieran el paso para que los trabajadores autónomos pudieran acceder al centro de trabajo.