La Diputación estudia los recursos hídricos de La Jara para crear un parque termal

ABC
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

TOLEDO. El área de Turismo de la Diputación de Toledo está a la espera de los estudios geológicos encargados a consultorías de medio ambiente y estudios geológicos para determinar la viabilidad y condiciones hidrológicas de los recursos hídricos de la comarca de La Jara, para la utilización de las aguas minero medicinales, creando así una alternativa real de turismo de salud en la provincia.

Según informó en nota de prensa, la Diputación viene manteniendo reuniones periódicas con los ayuntamientos de La Jara para aprovechar la calidad medicinal de las aguas subterráneas de la zona y poder crear una Red de balnearios de aguas minero-medicinales en esa zona, que contribuya a generar desarrollo y progreso en los municipios de una comarca tradicionalmente deprimida.

Los ayuntamientos y la participación de la sección de Municipios con Aguas Minerales y Termales de España de la Federación Española de Municipios y Provincias auguran muy buenas perspectivas, que pueden verse confirmadas si finalmente este proyecto es incluido por la Agrupación de Desarrollo Local de Talavera en el Leader Plus. La intención de la Diputación y los ayuntamientos es impulsar el papel de los Consistorios en la planificación y aprovechamiento integral de sus recursos hidrominerales, contando con el apoyo institucional para contar con los recursos necesarios que aseguren una estructura de servicios para el disfrute de las propiedades minero-medicinales de las aguas de la comarca de La Jara.

Las localidades de Los Navalmorales, Belvís de la Jara, San Martín de Pusa, Aldeanueva de Barbarroya, Aldeanueva de San Bartolomé, Los Navalucillos, La Nava de Ricomalillo y Gargantilla (Sevilleja de la Jara) se encuentran incluidos en un plan de actuaciones que busca conjugar todos los intereses para crear una oferta solvente y atractiva de cara al sector del turismo denominado de salud.

Una vez conocido el resultado de los análisis microbiológicos de las aguas se procederá a estudiar la posibilidad real de establecer rutas estables y la explotación, si procede, de centros especializados en el tratamiento y utilización de las aguas minero-medicinales para potenciar el turismo termal o, en su defecto, aplicar todos los esfuerzos en la divulgación de los recursos turísticos de La Jara.

El proyecto se encuentra ahora en la primera fase, ocupada de determinar las condiciones hidrogeológicas y físico-químicas de las aguas, para certificar que respondan al nivel de exigencia de las reglamentaciones de las administraciones central y autonómica.

Si todas las conclusiones son positivas, se procederá a iniciar la segunda fase, centrada en la puesta en valor del patrimonio termal, procediéndose a la toma de decisiones para hacer posible la puesta en marcha de un tipo de turismo de salud totalmente novedoso y pionero en la provincia.