Dictada la sentencia que rebaja a la mitad las penas para 7 narcotraficantes

Actualizado:

EFE

TOLEDO. La Audiencia de Toledo hizo pública ayer la sentencia que rebaja a la mitad las penas solicitadas inicialmente para siete narcotraficantes a quienes se incautó de un alijo de dos toneladas de cocaína almacenadas en Ugena que llegó desde Venezuela camuflada entre más de 8.000 botellas de ron en 2006.

La sentencia emitida por la sección primera de la Audiencia de Toledo se ha dictado conforme a lo acordado entre fiscal y defensas en el juicio de conformidad, en el que los procesados se confesaron autores de los hechos.

Los principales acusados, José Carmelo A. A. y Miguel Ángel G. P., para quienes el ministerio público solicitaba dieciocho años de cárcel para cada uno, han sido condenados a nueve años y un mes y a nueve años de cárcel, respectivamente, además de una multa de doscientos millones de euros.

Para otros dos de los acusados, José P. G. y Juan G. B., para cada uno de los cuales el fiscal pedía dieciséis años de prisión, la pena se les ha rebajado a ocho años de cárcel y siete años y medio, respectivamente, así como doscientos millones de euros de multa.

El abogado

Para Francisco Javier B. R., abogado en ejercicio cuando ocurrieron los hechos, la pena inicial de dieciséis años se le ha quedado en cuatro años y cinco meses, además de una multa de sesenta millones de euros. A esta misma pena han sido condenados los portugueses Ventura S. D. y José Joaquín M., para quienes el fiscal pidió en sus conclusiones provisionales once años de prisión.

Los hechos se iniciaron el 30 de junio de 2006 cuando el cargamento de ron con la cocaína camuflada llegó al puerto de Barcelona procedente de Venezuela y luego trasladado en un camión de grandes dimensiones hasta un polígono industrial de Azuqueca de Henares (Guadalajara). Después la mercancía fue ocultada en el polígono industrial «La Frontera» de Ugena, donde disponían de una nave industrial desde donde se iba a repartir la droga.