Detienen a un cazador por matar a un perro que entró en su finca

ABC
TOLEDO Actualizado:

Un cazador ha sido detenido por un supuesto delito de maltrato de animales tras matar a un perro de un tiro en Ugena, según han denunciado el propietario del animal y la asociación «El Refugio», que se personará como acusación en el caso en el Juzgado de Illescas.

Según informó ayer «El Refugio», los hechos sucedieron el pasado 24 de noviembre cuando «Rubio», un podenco de apenas ocho kilos de peso y color canela, paseaba junto a su dueño y un hermano de éste a las 11.30 horas de la mañana cerca de la urbanización «Los Almendros», en Ugena.

«Rubio» dió un tirón de la correa y se escapó entrando en la finca del detenido, a donde le siguieron los dos hermanos que vieron al detenido apuntar al perro con una escopeta de caza, a unos ocho metros de distancia, y dispararle, según consta en la denuncia del dueño.

El dueño del perro también asegura en la denuncia que el cazador increpó riendo «éste ya no entra más en mi finca» tras disparar al animal. Cuando el propietario entró en la finca para recoger a «Rubio» el animal aún vivía y fue trasladado a una clínica veterinaria de Fuenlabrada (Madrid), donde llegó agonizando y murió.

Intervención del Seprona

Tanto el dueño del perro como «El Refugio» han denunciado los hechos ante el Seprona, que ha detenido al supuesto autor del disparo.

El presidente de «El Refugio«, Nacho Paunero, indicó que «es la primera vez que detienen a un cazador por matar a un perro de un disparo y se hace público» y añadió que «pondremos todos los medios para que este cazador sea condenado penalmente».

Este cazador detenido se enfrenta a penas de entre tres meses y un año de cárcel por un presunto delito de maltrato de animales.

La asociación «El Refugio» sostiene en el mismo comunicado que los vecinos del cazador detenido dicen: «animal que entra en su finca, animal que muere».