Desarticulada una organización que traficaba con chinos

Actualizado:

ABC

TOLEDO. La Policía ha desarticulado en Toledo una organización dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos chinos, que se ha saldado con la detención de tres personas como presuntas autoras de delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y de asociación ilícita.

La trama consistía, por tanto, en la presentación por los responsables de la empresa de autorizaciones de residencia y trabajo con el único objetivo de favorecer la inmigración clandestina de ciudadanos de origen chino que, de otra forma, no habrían podido entrar en territorio español.

La operación policial, en colaboración con la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) y la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Toledo, ha dado como resultado la detención de dos hombres, S. B. S., de 57 años, y W. H., de 38, y la mujer R. A. A. G., de 44 años, según informó ayer la Policía, que no facilitó sus nacionalidades.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de la información facilitada por el Consulado General de España en Shangai (China) sobre ciertas irregularidades en las solicitudes de visado presentadas por ciudadanos chinos, a los que previamente se les habían concedido autorizaciones de residencia y trabajo para una empresa hortícola radicada en Recas.

Las pesquisas policiales condujeron a que la empresa en cuestión había presentado un total de cincuenta solicitudes de autorización de residencia y trabajo, todas ellas realizadas a favor de ciudadanos chinos.

Tras identificar a los administradores de la empresa, se procedió a localizar a los beneficiarios de las solicitudes, residentes en España, quienes declararon no haber trabajado nunca para la empresa hortícola y reconocieron que pagaron 15.000 euros por las ofertas de trabajo y su posterior tramitación, aparte de hacerse cargo de las cotizaciones a la Seguridad Social. Además, se comprobó que la empresa no había ejercido nunca actividad laboral alguna.