Con el Vía Crucis de Santo Domingo y la procesión de

ABC/
Actualizado:

TOLEDO. La Semana Santa en Toledo comenzó el viernes con un Vía Crucis en el que participaron el Capítulo de Caballeros Penitentes de Cristo Redentor. A este acto, que contó con la participación de un nutrido grupo de Caballeros Penitentes, siguió, en la iglesia de Santo Domingo el Real, el solemne Vía Crucis de imposición de hábitos a los nuevos Caballeros Penitentes.

La noche del próximo Miércoles Santo, el Capítulo de Caballeros Penitentes de Cristo Redentor volverá a salir en procesión, organizada como un Vía Crucis, con su imagen del Cristo con la Cruz a cuestas en una de sus caídas. La imagen del Cristo Redentor es una talla completa y policromada.

Pero también se celebró el Viernes de Dolores, que como siempre abre los desfiles procesionales. La imagen de Nuestra Señora de la Soledad, acompañadas por las damas de su hermandad, vestidas de luto riguroso, recorrió diversas calles del Casco histórico, saliendo desde su sede en la parroquia mozárabe de Santas Justa y Rufina,

La imagen de Nuestra Señora de la Soledad fue realizada por el maestro Mariano Bellón en el año 1874, ya que la anterior fue pasto del incendio que sufrió esta iglesia.

Antes de la procesión, en la parroquia de Santas Justa y Rufina se celebró el Septenario, una misa cantada y la imposición de medallas, ceremonia que concluyó con el tradicional besamanos a la Virgen de la Soledad. La ceremonia fue oficiada por el obispo auxiliar, Carmelo Borobia Isaza. Concluido este acto, las damas procesionaron junto a otras hermanas que llegaron de Ajofrín, Illescas y Cabañas de la Sagra. Las damas de la Virgen de la Soledad volverán a acompañar la imagen por las calles de Toledo en la procesión de la tarde-noche del Viernes Santo.