La contrarreloj de la Vuelta en Toledo será un «baño de autoestima»

La contrarreloj de la Vuelta en Toledo será un «baño de autoestima»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

JUAN MONGE

TOLEDO. El director general de Unipublic, empresa organizadora de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, presentó ayer junto al alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, y el concejal delegado de Deportes del Ayuntamiento, Ángel Martín, la vigésima etapa de la Vuelta 2009, que Toledo acogerá el 19 de septiembre.

Será una contrarreloj dura, que coincidirá en parte con el recorrido con el que contó la Vuelta el año pasado, cuando volvió a pasar por la capital después de 19 años. Rodeando la ciudad, la de esta etapa será la última contrarreloj de la Vuelta. Una carrera de 26 kilómetros en la que los ciclistas más fuertes saldarán cuentas y en la que posiblemente se decida el vencedor que al día siguiente hará una entrada triunfal en Madrid.

El recorrido comenzará en la calle del Río Alberche, en el barrio del Polígono, y continuará por varias de las calles de esta zona hasta salir a la autovía N-400 para encarar la avenida de Santa Bárbara, Subida del Castillo, el Paseo de la Rosa y la Ronda del Valle. A través de la CM-401, los corredores llegarán a la avenidas de la Cava, Mas del Ribero, Barber y, posteriormente, las avenidas de la Reconquista, Alfonso VI y Cardenal Tavera.

Guillén se mostró muy agradecido con «esta corporación municipal, puesto que fue la que permitió que la Vuelta volviera a Toledo en 2008 después de tantos años». Aseguró también que «la ciudad es uno de los mejores escenarios» con los que cuenta el recorrido de la carrera ciclista, que este año tendrá varias etapas en Holanda y Bélgica.

El alcalde habló del paso de la Vuelta por Toledo como «un baño de autoestima para los toledanos». También justificó la inversión de 120.000 euros que ha desembolsado el Ayuntamiento, a la espera de encontrar instituciones que se hagan cargo del pago: «Toledo debe apostar siempre por lo más alto» e invitando a los ciudadanos «a moverse», dijo.

García-Page anunció también que los contratos del proyecto de un Palacio de los Deportes con espacio para 6.500 espectadores, diseñado por Jean Nouvel y ubicado en Santa María de Benquerencia, «ya están firmados».