Acceso a la casa de Julián
Acceso a la casa de Julián - Ana Pérez Herrera

El Consistorio mejorará la calle para que Julián pueda salir de casa

Padece PSP, una enferemdad con síntomas similares al párkinson

H. GALÁN/ R. VILLACAÑAS
ToledoActualizado:

Julián es un vecino del toledano barrio de Santa Bárbara que padece una parálisis, supranuclear progresiva (PSP), una enfermedad degenerativa que ocasiona el deterioro y la muerte gradual de áreas del cerebro. A los condicionantes de su grave afección se suma el mal estado de la calle en la que vive y que le mantiene casi aislado, como ayer publicó ABC.

Julián vive en el número 1 de la travesía Nuestra Señora del Consuelo. Todo lo que hay alrededor de su vivienda es maleza, arena y piedras. Por eso lleva reclamando al Ayuntamiento que se adecente el calimotoso trazado, que sea uniforme para que él pueda caminar sin riesgo a caerse.

Él está desesperado. Además de luchar contra su gravísima enfermedad tanto Julián como su familia tienen que enfrentarse también al deplorable estado de este tramo de la vía pública.

Tras la publicación, ayer, del reportaje, el Ayuntamiento ha mostrado su «preocupación» por Julián, tal y como informó a ABC el concejal de Urbanismo de Vivienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Toledo, Teo García. Según el edil, el Consistorio ya tenía prevista la mejora de esta calle desde el pasado junio, cuando lo presentaron en el consejo de este distrito.

García se puso en contato con María Teresa, la mujer de Julián, y su hija, Ana Isabel, después de ver la publicación en Facebook. «Tan pronto como la alcaldesa, Milagros Tolón, ha tenido información del caso, ha pedido a los servicios técnicos la inmediatez de la obra al tratarse de una cuestión humanitaria», aseguró el concejal.

El edil explicó que «no crearemos una urbanización, sí se creará un acceso para facilitar la entrada y salida de este vecino».

Según Teo García, esta tarde, a las 17.00 horas, está convocado el consejo de Participación Ciudadana del barrio de Santa Bárbara, al que se le trasladará el compromiso del Ayuntamiento para solucionar los graves problemas de acceso que Julián debe padecer si quiere salir de su casa.

En este mismo barrio, los servicios municipales han instalado, el pasado viernes, una silla-grúa en la piscina municipal de Santa Bárbara para facilitar el acceso al vaso de las personas con movilidad reducida. Se ha atendido así la demanda de la asociación de vecinal «Alcántara» antes de que la presenten hoy en el pleno del consejo de Participación Ciudadana de este distrito, según explicó Teo García.