Cómo recuperar la memoria histórica de un pueblo sin patrimonio

José Castaño Álvarez , profesor de Herreruela, ha conseguido reunir más de 500 objetos para crear un Museo Etnológico. Ahora prepara una exposición de fotografías antiguas y un diccionario del habla de la localidad, muy similar al de la comarca, con apoyos filológicos

POR MERCEDES VEGA
Actualizado:

TOLEDO. La idea surgió en 2001. El profesor de Literatura, natural de Herreruela, José Castaño Álvarez , constituyó un Patronato con el único objeto de crear un Museo Etnológico en esta población, un pueblo con escaso patrimonio y que sin esta muestra de costumbres y tradiciones quedaría en el olvido, según el promotor.

Desde entonces, ya ha conseguido reunir más de 500 piezas, todas donadas, que se exponen en un local cedido por el Ayuntamiento. En el Museo, abierto en abril de 2001, pueden contemplarse aperos agrícolas y de la matanza, como yugos, monturas, carros, colleras, artesas y mesas, pero también otros instrumentos de medidas y peso como un celemín, romanas y balanzas.

Asimismo tienen cabida en el Museo de Herreruela útiles de música. El rabel, un instrumento musical pequeño que tocaban los pastores, compuesto por tres cuerdas solas que se tocan con un arco, con hechura parecida a la del laúd, es el objeto de mayor representación, aunque también guardan guitarras, zambombas y panderetas elaboradas artesanalmente.

Herramientas para elaborar dulces, como el molde de las famosas floretas, o instrumentos como el cincho para hacer queso pueden contemplarse también en el Museo. Todo tipo de objetos utilizados por los mayores de esta localidad.

Para constituir y llevar a cabo la gestión de este Museo se creó la Fundación Museo Etnológico de Herreruela, la forma jurídica más conveniente para los fines propuestos. Tras inscribirla en el Registro de Fundaciones de Castilla-La Mancha, esta institución está constituida por la cantidad de 3.035,15 euros, pero admite donaciones y para ello se ha abierto una cuenta en la Caja Rural de Herreruela (entidad que ha donado un carro) y en otras dos entidades bancarias. Todas aquellas personas o entidades que aporten dinero o algún objeto, pasarán a ser «Amigos del Museo», figura creada para tener en cuenta a todos los benefactores de forma honorífica.

Catalogación

Existe otro proyecto que pronto verá la luz. El 23 de enero, San Ildefonso, patrón de Herreruela, está previsto inaugurar una exposición de fotografías antiguas, muchas de las cuales ya se han visto en las dos revistas de «Agua Zarca» que hasta ahora han visto la luz.

Por otro lado, José Castaño Álvarez y Eusebio González Rodríguez están trabajando en la elaboración de un diccionario del habla de Herreruela, muy similar al de la comarca, con apoyo filológico.

Términos como «abejaruco», utilizado despectivamente para designar a la persona que estorba o molesta, no figura en el María Moliner, aunque los nombres de aves se emplean en muchos pueblos como insulto; o «abuzar», deformación fonética de aguzar y cuyo significado es afilar el útil con frotamiento contra la roca de pizarra arenisca, son algunos de los vocablos que formarán parte del futuro diccionario del habla de Herreruela.

También aparecerá en este tomo el término «achorchar» (aplastar, estrujar algo», probablemente derivada de «chuch», voz de creación expresiva y en parte onomatopéyica, o «achuscarrar», palabra que significa que la carne se ha quemado o asado en exceso. Se trata de una alteración de churrascar-se y de socarrar-se.