Colegios Rurales Agrupados: Un centro con aulas en varios pueblos cercanos

ABC
Actualizado:

TOLEDO. En la provincia de Toledo funcionan este curso dos Colegios Rurales Agrupados (CRA), un término para muchos desconocidos con el que se da nombre a un modelo de organización escolar que busca una mayor calidad de la educación en las pequeñas escuelas rurales de pueblos cercanos. La Consejería de Educación considera que el modelo de Colegios Rurales Agrupados es una formula idónea para la escolarización, de manera que la escuela rural pueda mantenerse con pocos alumnos y que las unidades existentes en diversas localidades de un mismo ámbito geográfico constituyan un único centro jurídico y funcionalmente autónomo.

De este modo se asegura la prestación de una atención educativa en el área rural de una calidad similar a la que se presta en los centros urbanos, mediante maestros especialistas en diversas áreas que ejercen su actividad con carácter itinerante, por una parte, y se evita, por otro lado, el transporte de los alumnos y el consiguiente desarraigo familiar y ambiental.

La zona rural de Toledo, especialmente en la Sierra de San Vicente y en la Comarca de la Jara, se caracteriza por una fuerte dispersión de la población con municipios y núcleos de población pequeños y cercanos. Es precisamente allí donde funcionan los dos Colegios Rurales Agrupados de esta provincia, el CRA «Sierra de San Vicente» (con el Colegio cabecera en la localidad de Navamorcuende) y el CRA «La Jara» ( con cabecera en Campillo de la Jara).

El CRA «Sierra de San Vicente» cuenta con 106 alumnos y alumnas distribuidos en las cinco localidades que lo integran: Almendral de la Cañada (17 escolares en dos aulas), Buenaventura (35 escolares en tres aulas), La Iglesuela (18 escolares en dos aulas), Navamorcuende (25 escolares en tres aulas) y Sotillo de las Palomas (11 escolares en un aula). Este Colegio Rural Agrupado tiene este curso un total de 18 maestros.

Por lo que al CRA «La Jara» se refiere, tiene aulas en Mohedas (dos grupos con un total de 15 alumnos), Sevilleja de la Jara (dos grupos con 13 alumnos), La Estrella (un grupo con seis escolares), Aldeanueva de San Bartolomé (un grupo con cuatro alumnos), y Campillo de la Jara (tres grupos con un total de 21 alumnos). Este CRA tiene este curso 16 docentes.

Un CRA puede definirse como «el agrupamiento de escuelas pequeñas del medio rural de características similares y próximas entre sí, constituyendo una sola entidad jurídica, dotado de estructura organizativa y pedagógica única en torno a un mismo proyecto educativo». En cada pueblo hay profesorado fijo que imparte las enseñanzas básicas y profesorado especialista, normalmente itinerante.

La creación de los Colegios Rurales Agrupados pretende que estos centros satisfagan las aspiraciones de comunidades rurales y disminuya las carencias de estas ultimas, facilitando el desarrollo educativo y afectivo del alumnado y contribuyendo al arraigo cultural, ofreciendo el servicio educativo lo más próximo posible al lugar de residencia de los alumnos.

Los objetivos de la agrupación de colegios rurales en un CRA son: Mejorar la calidad de la enseñanza del alumnado que vive en zonas rurales; impulsar proyectos educativos que garanticen el establecimiento de objetivos educativos comunes adaptados a las características de cada zona; potenciar el trabajo en equipo del profesorado y la realización de actividades comunes; propiciar el aprovechamiento de los recursos públicos, tanto humanos como materiales, de las escuelas rurales, y fijar criterios comunes para el desarrollo del Proyecto Educativo de zona.