Uno de los niños que aparece en «Gaza» del talaverano Julio Pérez del Campo, que competirá en los Goya 2019
Uno de los niños que aparece en «Gaza» del talaverano Julio Pérez del Campo, que competirá en los Goya 2019 - ABC

CineUn talaverano, a las puertas del Goya

El cineasta Julio Pérez del Campo competirá con «Gaza» en los premios del cine español, en la modalidad de Mejor Cortometraje Documental

TalaveraActualizado:

Bajo un paisaje apocalíptico, los rostros de un agricultor, un parado, un niño y una madre, a la que un bombardeo acabó con la vida de su hija paralítica, ponen voz y rostro durante 18 minutos al cortometraje «Gaza», dirigido por el talaverano Julio Pérez del Campo y el mallorquín Carles Bover Martínez, que ha sido nominado para competir en los Premios Goya 2019, en el apartado de Mejor Cortometraje Documental.

Son estas personas, su realidad, el entorno y el embargo a que están siendo sometidos por parte de Israel, el argumento de este cortometraje que se rodó a finales de 2014 en Gaza durante cinco semanas. Miran a la cámara y denuncian su día a día en unas situaciones muy duras y precarias. «Claro que el pueblo gazatí utiliza el ingenio para sobrevivir. Hay muy pocas cosas y las pocas que hay se las reparten», ha señalado este viernes, Cecilia Sánchez Benz, productora y responsable de El Retorno Producciones, quien ha reconocido la «inmensa alegría» de poder concurrir a los premios más importantes de la cinematografía española.

Cecilia Sánchez, que no ha podido negar la enorme sorpresa que se ha llevado todo el equipo al ser nominados, ha señalado que haber sido elegidos permitirá que este trabajo se conozca y «salga a la luz». «Estamos muy contentos porque se le va a dar visibilidad al conflicto de Gaza, que se lo merece, y aunque vuelve a estar en activo, sigue tapado. Este es un aliciente porque hay una vulneración de los derechos humanos y estas injusticias deben darse a conocer», ha afirmado la productora.

Ha explicado que este documental ha sido acusado de «muy posicionado», aunque matiza que los directores no salen en ningún momento, no hay un narrador y solo han puesto su cámara para que la gente cuente su situación. Además, ha insistido en que también trataron de que hablara algún representante del gobierno israelí.

Uno de los protagonistas de este documental, que muestra el día a día en la franja de Gaza
Uno de los protagonistas de este documental, que muestra el día a día en la franja de Gaza - ABC

La agricultura, un pretexto

La productora ha rememorado que este proyecto surgió hace tres años, cuando los cineastas tenían la idea de grabar un documental sobre los escudos humanos que trabajaban en Gaza y decidieron irse con ellos a grabarles. Emprendieron el viaje, invirtiendo su propio dinero.

El destino llevó por otros derroteros al realizador talaverano y a su compañero. Cuando iban de camino tuvo lugar el golpe de estado en Egipto, y cerraron la última frontera que quedaba abierta. Así pues, se les ocurrió decir a las autoridades israelíes que iban a hacer un estudio sobre la agricultura, por lo que tuvieron que grabar sin equipos profesionales «para no despertar sospechas».

Comenzaron a rodar sobre todo lo que se encontraron. El hospital, que solo tiene luz durante cuatro horas y donde los niños necesitan oxigeno permanentemente; y equipos que deben estar conectados las 24 horas del día. Tampoco tienen medicinas. «Los habitantes de Gaza están ahí, entre la vida y la muerte porque no tienen medios para subsistir. No hay comida. No hay nada», se ha lamentado la responsable de producción, que ha colaborado con estos realizadores en este cortometraje que, de momento, ha empezado su trayectoria hacia la visualización social.

Finalmente, este documental de Pérez del Campo y Bover ha recibido ya varios premios; entre ellos, el de Mejor Cortometraje español en el Festival de Cine Solidario de Guadalajara 2017 u el de Mejor Cortometraje Documental en el Festival Internacional de Torelavega 2018, entre otros.