Cien agentes detienen en 4 horas a los atracadores de un comercio de Illescas

Son delincuentes muy peligrosos que utilizaron enormes machetes para amedrentar a los empleados de un supermercado «Día». Fueron detenidos en Valdepeñas

MANUEL MORENO/
Actualizado:

TOLEDO. Los atracadores que se llevaron el jueves, a punto de machete, 340 euros de un supermercado de Illescas nunca habrían soñado, ni en sus peores pesadillas, que iban a tardar apenas cuatro horas en tener los grilletes puestos, después de una fuga de 200 kilómetros. Un despliegue de la Guardia Civil compuesto por un centenar de agentes, al que se sumaron efectivos de la Policía Local de Valdepeñas (Ciudad Real), dio al traste con la huida de cuatro peligrosos delincuentes (tres hombres y una mujer), que no tuvieron ningún empacho en llevar en el coche a un bebé de tan sólo un mes de vida, al parecer, hijo de la chica.

El relato arranca minutos después de las dos de la tarde. Dos individuos entran en el supermercado que la cadena «Día» tiene en la Avenida de Castilla-La Mancha. Sólo se tapan el rostro con unas gafas de sol oscuras, aunque llevan por delante machetes que cortan la respiración. Sólo consiguen hacerse con el dinero que hay en ese momento en caja -como medida de seguridad en este establecimiento, cuando se alcanza cierta cifra se deposita en otro lugar-, por lo que el botín es miserable: 340 euros.

La chica, su bebé y un tercer hombre esperan dentro de un coche de la marca Seat que robaron en Linares, población jienense donde todos tienen su domicilio. El conductor, con el motor siempre en marcha, arranca cuando sus compinches le dan la señal. Huyen en dirección desconocida, aunque, poco después, la Comandancia de Toledo alerta a la de Ciudad Real: los sujetos van dirección a Andalucía.

«Operación jaula»

Se monta un dispositivo de búsqueda y localización en el que participan alrededor de cien agentes (Seprona, Seguridad Ciudadana y Tráfico). Se tapan todas las salidas posibles en carreteras nacionales, secundarias y en la A-4. La «operación jaula» da resultados cuatro horas después, sobre las seis. En el pueblo ciudadrealeño de Moral de Calatrava, a 185 kilómetros de Illescas y a 20 de Valdepeñas, una patrulla de Tráfico de Ciudad Real localiza el coche sospechoso circulando a gran velocidad por la CM-412. Los atracadores se dirigen a Valdepeñas, donde la Policía Local se prepara para cerrarles el paso. Sin dejar de pisar el acelerador a fondo, los delincuentes entran en el casco urbano de la Ciudad del Vino, donde la ayuda de los agentes municipales es primordial para detenerlos.

Los individuos, españoles de 37, 31, 29 y los 22 años de la chica, llevan en el coche dos machetes, una navaja y una bolsa azul de plástico en la que guardan tres gafas de sol y 320 euros. Además, los agentes hallan algo inesperado: un bebé que está bien de salud.

No es su primer atraco en los últimos días. Además, la Justicia busca a algunos de ellos. La Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía confirman luego la participación de los desaprensivos en un robo con intimidación en un restaurante de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real) el 13 de febrero. Y es probable que hayan dado golpes recientes en Jaén y Córdoba.