Cata anual de los caldos en la cooperativa San Miguel Arcángel de Montearagón
Posado de los catadores. J.R. CALERO

Cata anual de los caldos en la cooperativa San Miguel Arcángel de Montearagón

JOSÉ REYES CALERO| MONTEARAGÓN
Actualizado:

En la cooperativa de vinos San Miguel Arcángel de Montearagón tuvo lugar ayer la cata anual de los caldos elaborados con la cosecha del año 2009. Los resultados han sido inmejorables, especialmente en la variante de tinto.

La cata tuvo como director al enólogo José María Álvarez Salvador. Siete catadores, procedentes de pueblos del entorno y de la provincia de Ciudad Real, analizaron las características de los caldos de esta zona de la provincia, donde las cepas cuentan con mucho arraigo.

La cooperativa San Miguel Arcángel, integrada en Caja Rural de Toledo, fue fundada en 1962 por iniciativa de varios agricultores, entre ellos, José Chinchón y Timoteo de la Casa. Este centro recolector y de transformación atiende la demanda de 160 viticultores-socios de Montearagón y Cebolla, que en los últimos años han equipado las instalaciones de moderna maquinaria.

José Chinchón, hijo de uno de los fundadores y veterinario de profesión, ejerce la función de presidente desde hace varios años y se mostró muy satisfecho con los resultados de la última cosecha, esencialmente por la calidad de los vinos, aunque está preocupado por la falta de ayudas al sector. El finalizó con una comida de hermandad.