Casi la mitad de las castellano-manchegas de más de 45 años padece osteoporosis

Las repercusiones que la osteoporosis tiene sobre la salud de las mujeres menopáusicas son variadas. Un 60 por ciento de las castellano-manchegas asegura padecer dolores o falta de movilidad, mientras que un 21 por ciento no puede levantar peso. Un 18,7 ha tenido que abandonar las tareas domésticas.

MARÍA JOSÉ MUÑOZ
Actualizado:

TOLEDO. La menopausia es el momento en la vida de la mujer en el que cesa la función cíclica de los ovarios y la menstruación, y que se inicia al final de la última regla. La menopausia afecta a mujeres con edades comprendidas entre los 45 y los 55 años, si bien puede aparecer antes de los 45 (menopausia precoz) o después de los 55 (menopausia tardía).

Durante el periodo anterior a la menopausia, los ovarios van secretando menos hormonas, lo que favorece la incidencia de síntomas como sofocos, alteraciones genitourinarias, enfermedades cardiovasculares o fatiga, insomnio, irritabilidad o nerviosismo, etc.

Pero quizá el síntoma que más preocupa desde hace unos años a las mujeres es la osteoporosis o pérdida de masa ósea. El alcohol, el tabaco, la ingesta de escasa cantidad de calcio y la vida sedentaria aumenta el riesgo de padecer este trastorno. En los primeros cinco años posteriores a la menopausia se puede llegar a perder entre el 3 y el 5 por ciento de la masa ósea por año, y después del 1 al 2 por ciento anual. Este es el motivo de que se produzcan más fracturas de huesos entre las mujeres de edad avanzada.

CALIDAD DE VIDA

El Centro de Información de la Menopausia (CIM), que este año está realizando su quinta campaña por todo el país, ha informado a este diario del impacto de la osteoroporis en la calidad de vida de las mujeres castellano-manchegas. Un 45 por ciento de estas mujeres que han participado en la encuesta nacional realizada por el CIM padecen osteoporosis.

En cuanto a la percepción del riesgo personal, las castellano-manchegas conocen, en términos generales, qué es la osteoporosis, pero no son conscientes de su riego personal. Del total de mujeres castellano-manchegas con osteoporosis, un 57 por ciento no contaba con la posibilidad de padecer la enfermedad antes de que le fuera diagnosticada por el especialista.

Las repercusiones que la osteoporosis tiene sobre la salud y la vida cotidiana de estas mujeres, un 60 por ciento manifiesta padecer dolores, y un 15 por ciento falta de movilidad. En cuanto a las actividades que han dejado de hacer debido a la enfermedad, un 21,4 por ciento manifiestan que levantar peso y un 18,7 por ciento, tareas domésticas.

En relación a las repercusiones psicológicas, casi dos tercios de las mujeres castellano-manchegas con osteoporosis (61 por ciento) las han sufrido a causa de la enfermedad, principalmente depresión.

Sobre su conocimiento de tratamientos para atajar los síntomas del proceso osteoporótico, el 81 por ciento de las mujeres que padecen la enfermedad aseguran que habrían seguido un tratamiento preventivo de haberlo conocido.

MUJERES NO OSTEOPORÓTICAS

La caravana informativa del Centro de Información de la Menopausia, que está recorriendo 16 ciudades españolas en dos meses bajo el lema «¡No permitas que los huesos rompan tu vida¿», llega hoy a Toledo. Estará ubicada en la explanada de la Estación de Autobuses y en ella intervendrán la doctora Olga Rodríguez, especialista en Ginecología y Obstetricia del hospital Virgen de la Salud de Toledo, y la doctora Natalia Urrecho, coordinadora del CIM.

Las mujeres que lo deseen podrán asesorarse sobre los riesgos que a largo plazo la menopausia puede ocasionar en su salud y tendrán la oportunidad de participar en la medición de peso, talla y presión arterial, orientación fisioterapéutica, consulta médica y osteoprueba, entre otras. Además, se realizarán densiometrías óseas, prueba que la Comisión Europea recomienda como mejor método diagnóstico de detección precoz. Según informa el CIM. todas las pruebas de la caravana informativa son gratuitas y su fin es concienciar a las mujeres españolas de la importancia de evitar la primera fractura.

En España, dos millones de mujeres postmenopáusicas sufren osteoporosis. Esta enfermedad degenerativa es causa directa de 25.000 fracturas anuales, con una elevada mortalidad en el primer año tras la fractura, y un gasto anual que supera los 150,25 millones de euros (más de 25.000 millones de pesetas).

TRASTORNOS EMOCIONALES

Según un estudio sociológico realizado por el CIM, la inmensa mayoría (93 por ciento) de las españolas con osteoporosis manifiestan que se ven muy limitadas en su vida diaria como consecuencia de la enfermedad. Pero no sólo son físicas las secuelas, más de un tercio de quienes padecen la enfermedad sufren trastornos psicológicos y emocionales derivados de las fracturas causadas por esta dolencia.

Sorprendentemente, las mujeres a las que se les ha diagnosticado la enfermedad desconocen que la principal consecuencia de la osteorporosis es la alta probabilidad de sufrir fracturas, por lo que es importantísimo el papel de la prevención.