El Casco se va quedando sin colegios

Actualizado:

Aunque siempre es bueno que se mejoren las instalaciones de los centros educativos, también es verdad que el traslado de La Milagrosa y de Tavera fuera del centro de la ciudad va a dejar un cierto vacío en el Casco Histórico. El colegio Nuestra Señora de Infantes y el de San Fernando, actual Garcilaso de la Vega, se trasladaron a edificios modernos a la avenida de Europa y Palomarejos en los años 70, respectivamente y sólo unos años después se marchó el colegio Hermanos Maristas al barrio de Buenavista. Otros centros de enseñanza fueron cerrando poco a poco, como el colegio Sadel y más recientemente el colegio Santa Isabel, éste último por falta de alumnos. Otros continúan todavía con su actividad, como el colegio concertado «Divina Pastora» y San Lucas y María.