Pablo Casado con los candidatos en las elecciones de 2019 a la presidencia autonómica murciana
Pablo Casado con los candidatos en las elecciones de 2019 a la presidencia autonómica murciana - EFE

Casado anuncia una proposición de ley para garantizar el trasvase Tajo-Segura

El PSOE lamenta que se reúna con regantes de Murcia para perpetuar el trasvase

ToledoActualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, anunció este sábado en Murcia, tras reunirse con regantes de Murcia, Almería y Alicante, que la semana que viene presentará en el Congreso de los Diputados una proposición de ley para un Pacto Nacional por el Agua que propone una dotación presupuestaria de 20.000 millones de euros y cuenta con más de 300 actuaciones no solo en las cuencas deficitarias, sino también en las cedentes.

«Espero que esta propuesta que va a entrar la semana que viene en el Congreso se pueda tramitar y que el PSOE por una vez sea sensato, tenga sentido de Estado y se pongan de acuerdo entre ellos, porque lo que estamos viendo es que ni siquiera entre ellos se ponen de acuerdo: el PSOE en Valencia no está de acuerdo con lo que se dice en Castilla La Mancha, ni mucho menos con lo que se pueda decir en Aragón o Andalucía», afirmó el líder de los ‘populares’.

Y es que, a diferencia de los socialistas, Casado dijo que en el PP ellos sí se ponen de acuerdo, «porque pensamos que el agua es fundamental para crear empleo, para fijar poblaciones en el entorno rural, para garantizar la igualdad entre los españoles y para poner fin a una política que debería estar resuelta para las próximas generaciones».

Este pacto, según el presidente del PP, busca arreglar las infraestructuras que quedan pendientes por hacer, ampliar los embalses, garantizar los trasvases y que «por fin España no sufra de la irresponsabilidad de un gobierno que, en función de las encuestas o resultados electorales, cambie políticas tan importantes como ésta».

De este modo, según explicó, en esa propuesta, el PP se compromete a mitigar los efectos del cambio climático, a crear una política de acceso a los recursos hídricos a nivel nacional, con el mantenimiento del trasvase Tajo-Segura, «que por primera vez en la historia se ha suspendido de forma unilateral habiendo recursos suficientes para seguir transfiriendo al Levante español».

Críticas del PSOE

Por su parte, la portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, criticó que Pablo Casado, «con el silencio cómplice» del líder regional de los ‘populares’, Francisco Núñez, «se reúne con los regantes murcianos para ofrecerles todo su apoyo en contra de los intereses de Castilla-La Mancha, con la intención de perpetuar el trasvase». «Cada día es más evidente que el PP no defenderá nunca los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua», advirtió Fernández, quien apuntó que «existen otras alternativas hídricas para Levante» y «podría haber un pacto nacional del agua si se hablara realmente en serio».

Sin embargo, lamentó que «al PP solo le interesan los votos, no le interesa la justicia, no le importa que el Tajo siga hecho una cloaca, no le importa que haya muchos pueblos de Castilla-La Mancha que ven pasar el agua por delante de sus ojos y no la pueden ni tocar». «En esta tierra, necesitamos unidad y quien reacciona permanentemente a esa unidad es Nuñez y el PP regional con un silencio cómplice que, lógicamente, es muy elocuente».