Cañizares agradece a los toledanos la «colosal» bienvenida del domingo

L. L. CARO
Actualizado:

TOLEDO. La tradicional inauguración del Belén instalado en el Palacio de Fuensalida, sede de la Presidencia de la Junta, fue ayer el primer acto público al que asistió en nuevo arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, tras la toma de posesión de la cátedra primada el domingo por la tarde. Un intenso frío y la expectación de una nube de niños de primaria llegados de doce colegios de la ciudad fueron los testigos de la bendición del prelado, que en compañia de José Bono, expresó su felicidad por poder emprender su actividad pública en la ciudad rodeado de los mas pequeños. «Sois -les dijo- nuestra alegría y nuestra esperanza».

Minutos después, en declaraciones a los periodistas, mostraba su gratitud por el «colosal» recibimiento que le dispensó la ciudad, al que se refirió como «una acogida muy hermosa». «Estoy admirado -añadió- del gesto de los toledanos, y quiero darles las gracias por participar en una celebración tan gozosa e intensamente religiosa», tras lo cual avanzó que dedicará los próximos días a reunirse con los enfermos, ancianos, los sacerdotes y las autoridades, y en definitiva, a situarse en la diócesis.

Cumpleaños feliz

El habitual encuentro que cada año se repite al comienzo de la Navidad arrancaba minutos antes con unas palabras del presidente regional, que una vez más animó a los escolares a cantarle al Niño Jesús el «cumpleaños feliz», aunque esta vez él mismo se animó a entonar la melodía, eso sí, con más voluntad que acierto.

Junto a él y al arzobispo, se encontraba también Fray Miguel Ángel García, artífice del Belén que ha tardado en montar todo un mes, y que en esta ocasión tiene una estructura de laberinto, que evoca el «sinuoso» camino de la vida.

La celebración se cerró con los villancicos del grupo llegado del colegio «Alfonso VI», que compartieron más tarde unos refrescos y dulces en el patio de Fuensalida con los escolares de los centros «Ciudad de Aquisgrán», «Garcilaso de la Vega», «La Candelaria», «Ciudad de Nara», «Alberto Sánchez», «Gómez Manrique», «Jaime de Foxá», «Juan de Padilla», «Gregorio Marañón», «Santa Teresa» y «San Juan Bautista».