Caja Rural obtuvo en 2008 el mayor beneficio en sus 46 años de existencia Según Andrés Gómez Mora, el resultado ha sido posible «después de cumplir a rajatabla la normativa supervisora, que es lo que parece que mucha gente olvidaba».

Actualizado:

ABC

TALAVERA. La Caja Rural de Toledo obtuvo en 2008 un beneficio de 40,9 millones de euros, un 7,15% superior al de 2007 y «el mejor resultado» de sus 46 años de existencia, pese a las turbulencias de los mercados financieros, según destacó su presidente, Andrés Gómez Mora.

Los socios de Caja Rural de Toledo aprobaron por aclamación ayer en la asamblea general el informe de gestión y las cuentas anuales del ejercicio 2008 en una cita que se celebró por primera vez en Talavera de la Reina, que también ha sido la primera en que dicha asamblea ha salido de la sede social de Caja Rural en Toledo capital.

La asamblea la abrió el presidente, Andrés Gómez Mora, que en declaraciones a Efe indicó que este óptimo resultado se alcanza «después de cumplir a rajatabla la normativa supervisora, que es lo que parece que mucha gente dentro del sistema olvidaba en estos últimos años».

También auguró que 2009 será «especialmente duro», pero lanzó un mensaje de confianza y agregó que «la entidad está preparada para afrontar este reto».

Ante la asamblea, explicó que los datos favorables «responden a que hemos hecho los deberes de forma adecuada y con cautela, previendo los momentos de dificultad que en la actualidad vivimos y dando respuesta a las necesidades de la sociedad en la que trabajamos».

Hizo hincapié en el correcto funcionamiento de los instrumentos de vigilancia de Caja Rural sobre el riesgo del crédito y matizó que «a nadie se le ha cerrado la puerta por falta de liquidez».

Al cierre del ejercicio 2008 los recursos propios computables de Caja Rural de Toledo ascendían a 227 millones de euros y durante el pasado año la plantilla de empleados de la entidad tuvo un incremento de 49 personas -el mayor en los últimos diez años-, situándose en 792 empleados.

Caja Rural de Toledo abrió el año pasado cinco nuevas oficinas en las localidades toledanas de Villaluenga de la Sagra, Yeles, Maqueda, Borox y Yuncler, y continuó su expansión en las provincias de Toledo, Guadalajara, Madrid y Ávila donde tiene abiertas 191 oficinas.

El director general, Rafael Martín Molero, explicó que el balance de la entidad «ratifica que el modelo de negocio elegido es el correcto, pues nos permite generar resultados y seguir creciendo». Respecto a la memoria social, en 2008 se constituyó el departamento de responsabilidad social corporativa y en todo el ejercicio se realizaron más de 1.600 acciones sociales.

A la asamblea asistieron, entre otros, la consejera de Economía, María Luisa Araújo, y el alcalde, José Francisco Rivas.