Page dio ayer su primera rueda de prensa tras el nombramiento. Ó. Huertas

Bono no asistirá hoy a la toma de posesión de sus «nuevos» consejeros

Por primera vez desde que es presidente regional, José Bono no asistirá a la toma de posesión de sus «nuevos» consejeros. El acto en el que Emiliano García-Page volverá a la Portavocía del Ejecutivo e Isidro Hernández Perlines se hará cargo de la Consejería de Ciencia y Tecnología tendrá lugar hoy, en el palacio de Fuensalida, mientras que Bono viajará a Roma para asistir a la imposición del capelo cardenalicio al arzobispo de Toledo.

TOLEDO. F. M. Domínguez
Actualizado:

A pesar de la ausencia de José Bono, el presidente autonómico estará hoy «en espíritu, en cuerpo y alma», como dijo ayer en su primera intervención tras el nombramiento Emiliano García-Page, quien aseguró que Bono se encontrará en El Vaticano rodeado de castellano-manchegos, por lo que tendrá «un pie aquí y otro allí».

Page, que hasta ahora desempeñaba las funciones de presidente-portavoz del Grupo Socialista en las Cortes, expresó su gratitud «en lo personal y en político» tanto al presidente como al vicepresidente, José María Barreda, «que me han confiado una responsabilidad que no es nueva», pues ya desempeñó el cargo de consejero Portavoz en varias ocasiones. Paradójicamente, recordó que siempre ha ocupado ese puesto en periodos previos a unos comicios electorales.

Para García-Page, «todo cambio político significa tomar impulso» y esta reestructuración de Gobierno se ha realizado «con una ambición de futuro». En este sentido, afirmó que la remodelación del ejecutivo va unido a un «matiz de modernidad», como lo demuestra la creación de la nueva Consejería de Ciencia y Tecnología. Page no ocultó que este cambio está pensado con la idea de «rematar la faena de esta legislatura», a la vez que desarrollar un proyecto político más amplio.

El consejero Portavoz negó que el cambio de gabinete suponga un «reproche» a los anteriores cargos, explicando que esta medida también responde a la aplicación del principio de austeridad ya que está prevista una reducción del número de altos cargos de la Administración regional, entre otros motivos, por la reunificación de los departamentos de Educación y Cultura.

Sobre la creación de la Consejería de Ciencia y Tecnología, declaró que tendrá que diseñar su propio espacio, para lo que se valdrá de algunas competencias de Obras Públicas, Cultura e Industria, aunque dejó claro que no seguirá el modelo que aplicó el Gobierno nacional. No obstante, Page anunció que en el próximo Consejo de Gobierno se estudiará la estructura y el nuevo mapa administrativo que tendrá la Junta de Comunidades.

INNOVACIÓN Y COMUNICACIÓN

La nueva Consejería de Ciencia y Tecnología será dirigida por el hasta ahora consejero de Presidencia, Isidro Hernández Perlines, una de las personas que más tiempo lleva en los distintos gobiernos de Bono, en los que se ha hecho cargo de la Consejería de Economía y Hacienda. Ciencia y Tecnología se hará cargo de coordinar la política de investigación y desarrollo, la innovación tecnológica y el impulso de las telecomunicaciones en Castilla-La Mancha y no tendrá delegaciones provinciales, al tiempo que aglutinará distintas competencias repartidas ahora entre otros departamentos.

Con este nombramiento se suprime la Consejería de Presidencia, así como los Gabinetes de Presidencia y Vicepresidencia, cuyas competencias pasan a depender de la Secretaría General de la Presidencia, cuyo titular será Francisco Pardo Piqueras.

Por otra parte, se vuelven a unir las consejerías de Educación y Cultura, que fueron desdobladas antes de la asunción de competencias educativas y que, tras un año de curso escolar, se ha decidido su fusión. El área de Juventud se traspasa a la Consejería de Bienestar Social.