Atanasio Ballestero

Ballestero: «No renunciamos a la capacidad de acreditar la formación de los médicos»

La Consejería de Sanidad quiere realizar en exclusiva la acreditación sobre la formación continuada de los profesionales sanitarios, labor que desarrollan los Colegios de Médicos. En Toledo, su presidente, Atanasio Ballestero, no está dispuesto a ello y asegura que «no vamos a renunciar» a esa capacidad.

MARÍA JOSÉ MUÑOZ
Actualizado:

TOLEDO. El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Toledo, Atanasio Ballestero, dijo ayer, en declaraciones a ABC, que la organización colegial que dirige «no va a renunciar a la capacidad de acreditación para la formación continuada de los profesionales sanitarios», en referencia a la postura del consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, quien ha asegurado que la Comunidad autónoma será la que regule sus propios sistemas de formación continuada para estos profesionales.

El pasado lunes, los consejeros de Sanidad de las Comunidades autónomas gobernadas por el PSOE abandonaron el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, como muestra de rechazo a la actitud del Ministerio de Sanidad en la firma de los convenios de Formación Continuada para profesionales sanitarios con el Consejo General de Colegios de Médicos y con el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

Según Lamata, «la acreditación de las actividades formativas es competencia exclusiva de las Comunidades autónomas, mientras que corresponde a la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud, integrada por las Comunidades y el Ministerio, establecer los criterios y normas de acreditación». El Gobierno de Castilla-La Mancha ya ha presentado un recurso contencioso administrativo fundamentado en la falta de competencias del Ministerio de Sanidad para firmar estos acuerdos.

En relación a este asunto, el presidente del Colegio de Médicos de Toledo señaló que «creemos que deben ser los colegios y las sociedades científicas los que deben dar la acreditación de la formación» y se mostró convencido de que esta capacidad «no debe tenerla la Administración sino los profesionales», al tiempo que calificó de «regresiva» la intención de los Gobiernos autonómicos de monopolizar la formación de los profesionales sanitarios.

Según explicó Atanasio Ballestero, durante muchos años el Consejo General de Colegios de Médicos de España y las propias organizaciones colegiales provinciales han reclamado la potestad de acreditar la formación de los profesionales, función que antes era competencia de los Ministerios de Sanidad y Educación.

Recientemente se firmó un acuerdo con el Ministerio de Sanidad por el que se concedió esta capacidad al Consejo General de Colegios de Médicos. «Después de conseguido ese acuerdo, no vamos a renunciar a ello», afirmó Ballestero, quien, no obstante, apeló al diálogo con la Consejería de Sanidad al objeto de habilitar una fórmula que permita a los Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha participar en la acreditación de la formación continuada.

«Nosotros estamos en contra de que la Comunidad autónoma reclame en exclusiva la acreditación de la formación, pero vamos a intentar dialogar con el consejero de Sanidad para llegar a algún tipo de acuerdo», dijo Ballestero, quien recordó que en Europa los Consejos de Colegios de Médicos tienen establecida esta competencia.