Azucaica insiste en quedarse con la columna de las Cortes

VALLE SÁNCHEZTOLEDO. El presidente de la Asociación «La Candelaria» de Azucaica, Andrés García Borja, ha vuelto a pedir al alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, que les instalen en su barrio la

Actualizado:

VALLE SÁNCHEZ

TOLEDO. El presidente de la Asociación «La Candelaria» de Azucaica, Andrés García Borja, ha vuelto a pedir al alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, que les instalen en su barrio la columna que va a ser retirada de la rotonda de las Cortes. Esta petición ya fue realizada al anterior equipo de gobierno que presidía José Manuel Molina cuando la Comisión Especial para el Patrimonio Histórico de la Ciudad de Toledo ordenó su retirada tras las fuertes críticas que provocó su instalación.

Ahora, con el nuevo proyecto anunciado por el alcalde sobre la mesa que obligará a su retirada, los vecinos de Azucaica han vuelto a reclamar esta polémica columna. Según explicó García Borja a ABC, a la Asociación de Vecinos que preside les gustaría instalar este monumento en la avenida principal por la que se accede al barrio. No obstante, tendrán que esperar a que se retire de su actual ubicación.

Y es que la instalación de esta gran columna provocó un gran debate en la ciudad. Fueron numerosas las personas e instituciones que criticaron su instalación, entre ellos, el actual delegado de la Junta en Toledo y ex concejal socialista, Fernando Mora, que calificó este adorno de «hortera».

Así, con la llegada el PSOE al Ayuntamiento de Toledo se esperaba que fuera retirada, aunque, según explicó el alcalde hace unas semanas en una visita al barrio, se va a esperar a la redacción de un nuevo proyecto. Se ha llegado a un acuerdo con las Cortes de Castilla-La Mancha para sustituir este elemento que se instaló tras las obras de recuperación de la carretera de La Cornisa, por un nuevo monumento que conmemore la celebración del XXV aniversario del Estatuto de Autonomía de la región.

García-Page aseguró que sobre la columna de granito instalada en la pasada legislatura hay una «opinión mayoritaria» contra su impacto estético. «En el Casco no se puede instalar cualquier cosa», advirtió el alcalde, quien aseguró que deben acomodarse «a un signo de calidad y de excelencia», al tiempo que lamentó tener ahora que deshacer «algunas cosas que no se tenían que haber hecho, si se hubiera consultado un poco más».

En la Cornisa la quieren

Sin embargo, a los vecinos de la Cornisa no les disgusta la columna. El propio presidente de la Asociación de Vecinos de La Cornisa, Eugenio Marín, dijo que el traslado no le convence, entre otras cosas, porque «después de los cuartos que ha costado, ahora tendrán que desmontarla y poner otra cosa...», aunque, con resignación, afirmó que «doctores tiene la iglesia y los dueños del dinero son ellos», aunque «yo no me gastaba ni cinco en rectificar eso otra vez».