Ayuntamiento y Junta renovarán las «calles de las Vírgenes» de Santa Bárbara

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

IGNACIO M. PRADA

TOLEDO. Entre el Centro Cívico y el Parque de Viguetas del toledano barrio de Santa Bárbara se erige un enorme cartel del «Plan E» que informa de la «renovación del acerado en las calles Alcántara, Ciudadano y Puente Galván». Ese fue el lugar que eligió el alcalde, Emiliano García-Page, para inaugurar las ya terminadas obras que anuncia el cartel. Page, además, aprovechó la ocasión para supervisar las obras que se continúan acometiendo en el barrio.

El regidor de la ciudad, acompañado del concejal de Gestión de los Servicios, Gabriel González, y la presidenta de la Junta de Distrito de Santa Bárbara, Ana Saavedra, escogió, esta vez, un lugar sombreado para sobrellevar el caluroso día de ayer, en el que adelantó numerosas obras, proyectos y adjudicaciones para los meses «decisivos» de septiembre y octubre: Uno, «700.000 euros para remodelar el acerado y alumbrado de 15 calles en Las Vírgenes de Santa Bárbara, proyecto cofinanciado por la Junta de Comunidades y el Ayuntamiento». Dos, «ronda de contacto, barrio a barrio, con todas las asociaciones de vecinos de Toledo». Tres, «adjudicación definitiva a una empresa para que acometa la construcción del Centro del Agua de Toledo». Cuatro, «ultimar el proyecto del Palacio de los Deportes con el arquitecto Jean Nouvel», que, en un futuro, se ubicará en el Barrio Avanzado de Santa María de Benquerencia, diseñado completamente por el francés. Cinco, «construcción del nuevo Centro de Salud del barrio de Santa Bárbara, que será modélico». Mucho proyecto que, sin la ayuda de la Junta de Castilla-La Mancha y de los Fondos Estatales no podrían llevarse a cabo debido a la escasez presupuestaria por la que atraviesa el Ayuntamiento.

Crisis, pero con alegría

La crisis está afectando a todas las administraciones y Toledo no iba a ser menos, pero el alcalde, en el balance que hizo de las fiestas de la ciudad, se mostró «razonablemente satisfecho» de la participación de los toledanos porque, «pese a haber tenido que emplear un presupuesto austero y ajustado a las circunstancias económicas actuales, hubo ánimo y participación». Además, como pudo comprobar ABC, la Gripe A, si bien modificaba las arraigadas costumbres de los toledanos en la fiesta a su Virgen del Sagrario -se recomendaba no besar directamente las medallas de la Virgen, ni beber a morro de los botijos-, no pudo empañar la celebración y mostró un clima de comprensión en la gran mayoría de los casos.

«Los pequeños detalles»

Todos cuantos asistieron ayer al barrio se mostraron «satisfechos» por las obras de renovación concluidas, por las que se siguen llevando a cabo y por las que, en un futuro próximo, se prevé que dibujen un entorno mejor.

Page, González, Saavedra y el presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Bárbara, Alejandro Sánchez, recalcaron la importancia de acometer las obras de mejora en un barrio «que lleva 30 años olvidado y que para 2010 habrán invertido más de 2,5 millones de euros». Nuevas barandillas, zonas verdes, aceras, plataformas en el parque, alumbrado renovado son los «pequeños detalles» que según Page se llevarán a cabo en el barrio porque «no queda mucho espacio público para grandes obras».