El Ayuntamiento de Torralba precinta hoy una empresa

Actualizado:

GUSTAVO ADOLFO MUÑOZ

TALAVERA. El Ayuntamiento de Torralba de Oropesa precintará hoy la nave que ocupa la empresa de cerrajería «De la Llave S.L.», que disfruta de varios contratos de obra en distintos puntos de la provincia y que ocupa a seis trabajadores más el titular de la firma.

El citado municipio, gobernado por el PSOE, se basa en una cuestión de trámite urbanístico para ejecutar el precinto hoy mismo, ante lo que la empresa, como informó ABC el pasado martes, tiene interpuesto recurso ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo.

Esa primera información de ABC provocó que ayer, por dos veces, una persona que se identificó como asesora urbanística del Ayuntamiento se dirigiese a esta redacción amenazando con el establecimiento de una querella por «no haber contrastado la información» y atribuirla a ella un informe favorable a la empresa ahora perseguida por el Ayuntamiento. Pese a la invitación de este diario para hacer una rectificación por escrito, al cierre de la edición no se había recibido.

El contraste a que se refería la asesora figura en el registro municipal de Torralba de Oropesa con fecha de salida del 3 de enero pasado y el número 7 del año en curso.

En él, el secretario-interventor da cuenta a «De la Llave S.L.» del acuerdo municipal por el que se rechaza la licencia urbanística y se dice, textualmente, que «La señora alcaldesa manifestó que aunque los informes emitidos por la Veterinaria de Salud Pública y el Técnico Municipal son favorables con respecto al proyecto», hay que acudir a la calificación previa de la Comisión de Urbanismo y que se cumpla el precepto de que la parcela tenga una superficie mínima de dos hectáreas.

Exactamente fue esta la información dada por este diario, y se resaltó que el propietario dispone de dos hectáreas y media, así como que la petición de la escritura registral de alquiler de los terrenos fue el amparo municipal para rechazar otorgar la licencia, cuando dicho registro no se puede obtener si contar antes con la propia autorización del Ayuntamiento.

Es decir, que se precintará la industria en plena actividad por una mera cuestión de papeleo, que fue lo resaltado por este diario, precisamente en un momento de acelerada pérdida de puestos de trabajo y actividad económica.