El Ayuntamiento de Corral actúa para evitar el desbordamiento del Riánsares

Actualizado:

ABC

TOLEDO. El Ayuntamiento de Corral de Almaguer ha puesto en marcha un Plan de Emergencia para intentar evitar el desbordamiento del Río Riánsares, un afluente del Guadiana que atraviesa todo el casco urbano de la población. La alcaldesa, Juliana Fernández de la Cueva, explicó ayer que «el nivel del agua sube diez centímetros cada media hora, lo que significa que las zonas más bajas del municipio podrían inundarse provocando grandes daños en viviendas y establecimientos».

Desde primeras horas de la mañana de ayer, tres máquinas y un equipo de 12 personas integrado por voluntarios de Protección Civil y operarios del Ayuntamiento corraleño, trabajaban en la limpieza del cauce de este río desde el puente de la N-301 hacia la carretera de Villa de Don Fadrique donde se había formado un tapón, provocando que el agua se frene y que suba el nivel del río a su paso por el casco urbano debido a la suciedad que acumula el cauce y a los árboles caídos en el mismo.

Tirón de orejas a la CHG

Fernández de la Cueva recordó que la limpieza de los cauces es una tarea que corresponde a la Confederación Hidrográfica del Guadiana y lamentó la «falta de previsión» de este organismo. Asimismo, denunció que la Confederación Hidrográfica del Guadiana «pone muchas trabas para limpiar el cauce».

Según explicó Juliana Fernández de la Cueva, «la gente está muy preocupada por la situación que se puede provocar y de la que habíamos advertido en numerosas ocasiones a la Confederación Hidrográfica que hoy -por ayer- ha enviado a un técnico para que evalúe la situación».

La alcaldesa subrayó que desde el Ayuntamiento se actuó rápidamente, «y estamos utilizando todos los medios posibles para evitar lo que sería un gran desastre». Y añadió que desde la CHG le aseguraron que enviarían máquinas para reforzar los trabajos municipales.