Las ayudas al vino y la familia, los mensajes, ayer, de Barreda

El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, José María Barreda, dijo ayer que no le van a faltar «ayudas de mi gobierno a ninguna cooperativa ni a ninguna

EFE. TOLEDO.
Actualizado:

El presidente de Castilla-La Mancha y candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, José María Barreda, dijo ayer que no le van a faltar «ayudas de mi gobierno a ninguna cooperativa ni a ninguna bodega» para comercializar el vino.

Barreda, durante un acto público en Moral de Calatrava (Ciudad Real), manifestó que «ya elaboramos muy buen vino y hay que saber comercializarlo». Añadió que «hay que hacer un gran esfuerzo para conquistar cuotas de mercado en España, en Europa y en otros lugares« y afirmó que «nosotros también podemos colocar nuestros productos en sitios dónde hasta ahora no llegábamos».

José María Barreda comprometió la ayuda del Gobierno de Castilla-La Mancha para que todas las industrias agroalimentarias tengan todas las ayudas que se necesitan para comercializar sus productos.

Anteriormente, José María Barreda recalcó que seguirá implantado en los centros educativos las aulas matinales, una medida que se incluye en el Plan Integral de la Familia para facilitar la participación de las mujeres «cada vez más en la vida política y social» puesto que son «la mitad de la población» y por tanto la mitad de la inteligencia y energía.

Así lo indicó en un café con la Asociación de Amas de Casa y Consumidores en la hospedería Pilas Bonas de Manzanares (Ciudad Real), donde estuvo acompañado por su mujer, la diputada nacional del PSOE por Ciudad Real y presidenta de la Comisión de Cultura del Congreso, Clementina Díez De Baldeón.

Barreda explicó que se ha diseñado un Plan Integral de Familia en el que se ha ido consejería por consejería viendo las medidas a adoptar en cada una de ellas para facilitar con carácter general la vida de las familias, que es tanto, consideró, como decir las de las mujeres, en la medida en la que «pesa sobre ellas habitualmente la mayoría de las obligaciones».

Por eso, una de las medidas es la de las aulas matinales, que permite abrir antes del horario lectivo los colegios para que los padres puedan llevar a sus hijos si sus horarios no coinciden con los de los niños, dándoles de desayunar y acompañándoles hasta la hora de las clases.

Ante las mujeres recordó su propuesta de conseguir que todos los niños tengan una plaza en un Centro de Atención a la Infancia, y si no la hay pública, pagar una concertada o privada. Cerca de 4.000 castellano-manchegas comenzarán a beneficiarse ya de las medidas del Plan de Conciliación de la Vida Laboral y Familiar.