La procesión del Santo Sepulcro aglutina a un buen número de cofradías. Ó. Huertas

La austeridad y el fervor marcan la procesión del Santo Entierro que hoy se celebra

Desde las primeras horas del día, las iglesias parroquiales y templos conventuales están abiertos para que los toledanos puedan cumplir la tradicional visita a los monumentos. Las cofradías que participan en el desfile procesional del Santo Entierro ultiman los preparativos adornando a las imágenes que van a desfilar en el mismo. Algunos cofrades hacen turno de vela ante el Altísimo en las sedes canónicas de las hermandades.

S. DORADO, S. RUIZ
Actualizado:

TOLEDO. En la catedral primada, a las diez de la mañana de hoy Viernes Santo, tendrá lugar el solemne canto de Laudes a cargo del Cabildo primado en el esplendoroso coro del templo. A las seis de la tarde, Francisco Álvarez Martínez, cardenal primado, oficiará la celebración de la Pasión del Señor acompañado del Cabildo. El acto litúrgico se divide en tres partes, lectura de la Pasión; Adoración de la Santa Cruz, en la que el pueblo participa desde 1956; y distribución de la Comunión.

A las ocho de la tarde, de su sede canónica de la iglesia de El Salvador, partirá la Cofradía del Santísimo Cristo de la Fe, vulgo del Calvario, que desfilará con la imagen titular, Nuestra Señora del Rosario y Cristo sentado (Ecce Homo). La Cofradía fue fundada en 1727, aunque sus estatutos fueron aprobados en 1729. La Hermandad desapareció a principios del siglo XIX y fue refundada en 1912 con el fin de dar culto al Santísimo Cristo y reedificar su ermita, destruida en el siglo XIX. Por la calle Trinidad llegará a Hombre de Palo donde se incorpora a la procesión del Santo Entierro desde 1966.

A la misma hora, de la parroquia de Santa Leocadia saldrá la procesión del Santísimo Cristo de la Misericordia y la Virgen de la Caridad que, bordeando muros conventuales, llegará por la plaza de Padilla y Esteban Illán a Navarro Ledesma, donde se unirá a la procesión del Santo Entierro. La Cofradía fue fundada a mediados del siglo XVII, desapareciendo durante la Guerra de la Independencia. Fue refundada por un grupo de feligreses de la parroquia de Santa Leocadia, su sede canónica, en 1989.

A las ocho y media de la tarde, de la iglesia de las Santas Justa y Rufina, comenzará a desfilar la procesión del Santo Entierro que recorrerá el siguiente itinerario: Santa Justa, Plata, plaza de San Vicente, Cardenal Lorenzana, Navarro Ledesma, plaza de Amador de los Ríos, Nuncio Viejo, Hombre de Palo, Comercio, plaza de Zocodover, Sillería, Alfileritos y Cadenas, entrando en el templo del que había salido. Las cofradías que se incorporan al desfile seguirán por la calle de la Plata hacia sus respectivas sedes.

Las cofradías

En esta procesión participan las siguientes cofradías:

Hermandad del Santísimo Cristo del Descendimiento, instaurada en 1988 por un grupo de jóvenes que desde 1981 portaban el paso, que es uno de los más espectaculares de los que desfilan en la Semana Santa toledana por su peso y proporciones, lo que hace que los costaleros tengan grandes dificultades que vencen con gran pericia a lo largo de las calles del recorrido. El paso comenzó a desfilar en la procesión en el siglo XVIII.

La Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias es una de las más antiguas de la ciudad ya que participaba a mediados del siglo XVI en la procesión del Jueves Santo que organizaba la desaparecida Cofradía de la Santa Vera-Cruz. La Cofradía desapareció en el siglo XVII siendo refundada en 1989 por un grupo de devotos. La antigua imagen fue sustituida por la que desfila actualmente, que es obra del escultor sevillano, José Romero.

El Capítulo de Caballeros del Santo Sepulcro fue fundado en 1928. La primera imposición de hábitos, que presidió el cardenal Segura, se celebró en la Sala Capitular del palacio Arzobispal el Jueves Santo de ese mismo año. El cardenal Segura les nombró su guardia de honor. Desfilan portando el Santo Sepulcro que representa a Cristo yacente en una carroza de caoba. Celebran los actos de la Semana Santa en su sede capitular del monasterio de Santa Isabel de los Reyes.

La Hermandad de Caballeros y Damas Mozárabes de Nuestra Señora de la Esperanza es la Cofradía más antigua de las que desfilan en esta procesión, ya que en la época medieval iba el Miércoles Santo desde la parroquia mozárabe de Santa Eulalia hasta el templo primado en solemne procesión. Portan bajo palio un relicario en forma de cruz que guarda en su interior un Lignum Crucis y en su peana una reliquia de Santa Eulalia. Sui sede canónica la tienen establecida en la iglesia de San Lucas.

Cierra el desfile la Real e Ilustre Cofradía de Nuestra Señora de La Soledad que a mediados del siglo XVI recorría las calles toledanas en este día. Por aquellos tiempos estaba establecida en el convento de La Merced, ubicado en los terrenos que hoy ocupa el edificio de la Diputación provincial. Desde 1666 tiene su sede canónica en la parroquia de las Santas Justa y Rufina donde fue trasladada por diferencias habidas entre los cofrades y los monjes que habitaban en el convento. La imagen actual fue realizada por Mariano Bellón en 1874. En la procesión desfilan los 27 cuerpos de armaduras según modelo de la Armería del conde de Fuensalida, que fueron construidas en Tolosa en 1686 por el maestro armero Melchor Ganzález Chavarre. Ecoltan al Santo Sepulcro y a Nuestra Señora de la Soledad.