Asombro e inquietud en la empresa Limasa tras la detención de su propietario

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

EFE

TOLEDO. La detención de Manuel Carrillo, consejero delegado de «Limasa Mediterránea S.A.», concesionaria del servicio de limpieza de los edificios municipales de Toledo y de los colegios ha causado «asombro e inquietud» entre los trabajadores del grupo, con 260 empleados en la provincia toledana.

El responsable provincial de Actividades Diversas de CC.OO, Juan Carlos García, dijo que la detención de Carrillo no pone en peligro los puestos de trabajo ni los salarios de los empleados de Limasa, puesto que se trata de la prestación de servicios públicos que pueden subrogarse si se rescinde el contrato. A finales de año se cumple el plazo del contrato para la prestación del servicio de limpieza en los colegios de Toledo.

García reconoció, no obstante, haber recibido llamadas de trabajadores que le han expresado su «asombro e inquietud» por esta detención, ordenada por el juez Baltasar Gazón en relación con la presunta trata de corrupción de Cataluña, en la que también están detenidos el alcalde de Santa Coloma de Gramanet y dos ex-altos cargos de los gobiernos de Pujol.

De los 260 trabajadores, 140 prestan su servicio en Toledo capital y otros 120 en Seseña a través de Selymsa (Seseña Limpieza y Mantenimiento), que también se encarga de la jardinería y limpieza viaria en este municipio, además de la limpieza de locales y edificios municipales.

Preguntado por este asunto, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, confirmó que la empresa de limpieza Limasa tiene «bastantes» contratos de mantenimiento de limpieza en el propio Consistorio capitalino próximos a expirar, y añadió que si este empresario «ha hecho algo, que lo pague», y si no, «que se le deje en libertad». «Tampoco quiero prejuzgar porque no sé lo que habrá hecho este hombre y tampoco estoy en condiciones de condenar de antemano a los ayuntamientos que antes que ser yo alcalde han ido contratando, porque probablemente lo hayan hecho de buena fe», dijo.