Aprobados 1.320.000 metros cuadrados para polígonos en Illescas y Ontígola

En la localidad de Villaminaya se instalarán diez paneles para energía fotovoltaica que serán capaces de generar un megavatio de potencia energética

Actualizado:

A. M.

TOLEDO. La Comisión Provincial de Urbanismo de Toledo, en su reunión del pasado viernes, ha dado luz verde, como asunto más importante, a la construcción de un nuevo polígono industrial en la localidad de Illescas con una extensión de 827.813 metros cuadrados, que supondrá la construcción de 52 manzanas de carácter industrial, con 4.967 plazas de aparcamiento. El plazo de ejecución es de tres años y su presupuesto de casi 23 millones de euros. Por extensión supone las dos terceras partes de lo que es, por ejemplo, el Polígono de Toledo capital.

Este fue uno de los asuntos de los que dio cuenta ayer el consejero de Vivienda y Urbanismo, Alejandro Gil, quien argumentó que la comarca de La Sagra, frente a la comunidad de Madrid, presenta un suelo más barato, y «unas comunicaciones que en estos momentos son buenas, pero van a ser mejores», lo que atrae a un gran numero de empresarios, de tal forma que cuando se promueve un polígono industrial de este tipo, «en el momento de inaugurarse está vendido más del 90 por cien de su superficie».

Dentro del apartado del suelo industrial destacan también las tres actuaciones de suelo industrial aprobadas en el término municipal de Ontígola, con unos 500.000 metros cuadrados aproximadamente. Se trata del polígono Dehesa de la Plata II, de 128.000 metros cuadrados, junto a la radial 4, con un plazo de construcción de tres años. Otro polígono es el de Los Albardiales III, junto a la autovía de Andalucía, con 246.000 metros cuadrados y cinco años de plazo, y Los Albardiales IV, con 118.000 metros cuadrados.

Viviendas en La Sagra

Otras de las actuaciones aprobadas fue un PAU para la ejecución de 45 viviendas en Añover de Tajo, sobre una superficie total de 13.087 metros cuadrados, y que prevé la ejecución de 101 plazas de aparcamiento. El presupuesto de las obras de urbanización asciende a 495. 000 euros.

Para Cedillo del Condado se ha autorizado una modificación puntual de sus normas subsidiarias que dará lugar a la reclasificación de suelo rústico de reserva en suelo urbano de equipamiento dotacional, destinado a uso deportivo municipal, con una superficie de 14.655 metros cuadrados.

En la localidad de Lominchar se ha dado el visto bueno a la construcción de 35 viviendas sobre una superficie total de 14.321 metros cuadrados, que contará con 114 plazas de aparcamiento, con un plazo de ejecución inferior a dos años y un presupuesto de urbanización de 199.718 euros.

En Mocejón se constuirán 61 viviendas sobre una superficie de 32.634 metros cuadrados, contando con 120 plazas de aparcamiento y un plazo de ejecución de cuatro años. El presupuesto de urbanización es de 505.346 euros.

En Villaluenga de la Sagra se ha dado luz verde a la construcción de 18 viviendas y 73 plazas de aparcamiento sobre una superficie de 12.196 metros cuadrados. El presupuesto de urbanización asciende a 243.595 euros con un plazo de ejecución de dos años.

Ocaña, Torrijos y La Mancha

Dentro de la comarca de la Mesa de Ocaña, la Comisión Provincial de Urbanismo ha autorizado en Noblejas un PAU para la construcción de 12 viviendas y 13 plazas de aparcamiento en una superficie de 4.384 metros cuadrados. La urbanización costará 136.067 euros y el plazo de ejecución es de menos de tres años.

En la localidad de Maqueda, perteneciente a la comarca de Torrijos, se ha dado luz verde a la construcción de 72 viviendas y 101 plazas de aparcamiento sobre una superficie de 29.332 metros cuadrados, con un presupuesto de urbanización de 495. 000 euros y un plazo de ejecución inferior a tres años.

En Villacañas, comarca de La Mancha, se ha autorizado la construcción de 105 viviendas y 243 plazas de aparcamiento, sobre una superficie de 53.268 metros cuadrados. El presupuesto de urbanización se eleva hasta 1,8 millones de euros y su plazo de ejecución se calcula en cinco años.

Por último, Alejandro Gil se refirió a la instalación de diez equipos fotovoltaicos en la localidad de Villaminaya, con una potencia individual de 100 Kilowatios, lo que supone la suma de un megavatio. De ahí que el consejero destacara la atención que en Castilla-La Mancha se presta a lae energía eólica y solar, de tal forma que estas modalidades producen más potencia que las centrales nucleares de Trillo y Zorita, esta ya cerrada, juntas.