Antonio Torres: «El escenario hace única la Semana Santa de Toledo»
Torres, junto a la Basílica del Cristo de la Vega. LUNA REVENGA

Antonio Torres: «El escenario hace única la Semana Santa de Toledo»

Entrevista con el presidente de la Junta de Cofradías

POR MANUEL MORENO
Actualizado:

TOLEDO. Antonio Torres Márquez (Sevilla, 1941) acaba de estrenar el cargo de presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades de Semana Santa de Toledo, ciudad donde unos 4.500 cofrades se reparten entre 20 agrupaciones.

-Usted nació en Sevilla, pero seguro que me dirá que prefiere la Semana Santa de Toledo.

Llevo en Toledo desde 1963 y toda mi familia es de aquí. La Semana Santa de Toledo es más austera mientras que la de Sevilla es distinta. En efecto, ahora prefiero la Semana Santa toledana porque es más de penitencia.

-¿Qué le mueve ser presidente de la Junta de la Cofradía?

-Pertenezco a la Junta de Cofradías desde 1974 y, como creyente y cofrade, me ha apetecido presentarme como candidato a la elección.

-Será mucha responsabilidad.

-No es una responsabilidad, es una preocupación por que las cosas salgan bien. Muchas veces son las determinaciones, porque luego cada persona que ocupa un cargo dentro de la Junta de Cofradía tiene su parte de responsabilidad.

-¿Qué aportará usted?

-En principio, será una línea de continuación pero con renovación. Tenemos nuevas ideas, una de ellas empezar a trabajar con el joven cofrade. A las cofradías llegan por tradición de padres a hijos, pero queremos saber si el niño, cuando tiene 14 ó 15 años, tiene vocación de ser cofrade, participar en la Semana Santa con todo lo que conlleva y ser un penitente de calle.

-¿Nace o se hace un cofrade?

—Se hace. Al niño se le apunta recién nacido a una cofradía, pero se le tiene que inculcar lo que es una cofradía. El niño tiene que participar en todos los actos que la hermandad organice, darle responsabilidades, aunque sean pequeñas, para que se vaya encariñando con la cofradía. ¿Qué responsabilidades? Pues hay muchas. Por ejemplo, los días antes de la Semana Santa hay que hacer limpieza de imágenes, de carrozas o preparar cirios,..., implicarle en esos pequeños detalles.

-¿Cómo son las relaciones con el Arzobispado?

-Magníficas. La Junta de Cofradías tiene las puertas abiertas del Arzobispado desde siempre. Las cosas que hemos pedido a nuestro arzobispo nos las ha concedido. Nos está dando muchas facilidades para preparar la Semana Santa. Prueba de ello es que le solicitamos en la primera entrevista que tuvimos con él que fuese el orador del Sermón de las Siete Palabras y no dudó en concedérnoslo.

-¿Qué tiene la Semana Santa de Toledo que la hace distinta a otras?

-Es singular por el recogimiento que ofrecen los desfiles procesionales por nuestras estrechas y recónditas calles. Es única por el escenario en el que se desarrollan los actos, por el gran parecido de nuestras calles con las de Jerusalén, donde se desarrolló el drama de la Pasión. En los inicios de la cristiandad ya se acostumbraba la visita de los santos lugares. Por lo tanto, Toledo es una ciudad donde realmente se vive la Semana Santa como en ninguna otra. Es un destino ideal para aquellos que quieran conocer un poco más de su historia y sus leyendas, sus iglesias y conventos. Para los que deseen conocer profundamente el significado de la Semana Santa, que no duden en visitar Toledo.

-¿Ha llorado en alguna procesión?

-Se suele llorar en momentos muy críticos. Durante todo el año se está detrás de una imagen. Pero te llega un Jueves Santo, un Viernes Santo o cualquier otro día y una procesión no puede salir a la calle después del esfuerzo que se ha hecho, y se te caen las lágrimas.

-¿Tiene que ser muy duro?

-¡Es muy duro!

-¿Qué están haciendo para que no llueva esta Semana Santa?

-Esperemos que con el agua que ha caído no nos mojemos en Semana Santa. Pero si hace falta llevar huevos a Santa Clara, lo haremos.

-¿Qué novedades presenta?

-La procesión del Cristo Cautivo del Polígono, que sale de la santa catedral, y el Cristo del Buen Amor, que sale de la iglesia de Santa Isabel. Estamos hablando de que en Toledo hay 20 hermandades y 21 procesiones.

-¿Cuál no se debe perder el visitante?

-Es muy difícil. Yo no destacaría ninguna. Todas se deben ver porque tienen algo especial.

-¿Tiene algún punto especial para verlas?

-Hay un lugar muy significativo, el encuentro del Cristo de la Vega con el Redentor en los Cobertizos. También es digno de ver el recorrido procesional de Viernes Santo cuando pasan los desfiles procesionales por la calle Ancha y llegan a Zocodover.

-¿Sólo vive la Semana Santa de procesiones?

-Los cristianos no sólo debemos disfrutar de los desfiles procesionales, sino también participar en cada una de las celebraciones en nuestras parroquias, en las que no sólo vamos a recordar lo que Jesús hizo por nosotros, también vamos a actualizar el misterio de su Pasión, Muerte y Resurrección. Así podremos disfrutar una vez más del mismo efecto de la rendición que se dio aquel Viernes Santo.