Alcolea, viaje al pasado

ABCALCOLEA DE TAJO. En este pequeño municipio al oeste de la provincia los vecinos y visitantes pueden ver hasta final de mes en la Casa de la Cultura una interesante exposición de los restos

Actualizado:

ABC

ALCOLEA DE TAJO. En este pequeño municipio al oeste de la provincia los vecinos y visitantes pueden ver hasta final de mes en la Casa de la Cultura una interesante exposición de los restos arqueológicos descubiertos en el yacimiento tartésico del Cerro de la Mesa.

La muestra «Los vettones del cerro de La Mesa» consta de 10 módulos en los que se muestra la importancia de los trabajos de excavación que se realizan en este yacimiento arqueológico en los últimos años gracias, entre otras cosas, al convenio firmado en su día entre la Diputación, el Ayuntamiento y la Universidad de Castilla-La Mancha.

El yacimiento corresponde a un asentamiento de Vettones, grupo contemporáneo a los Iberos, pero con diferencias notables en su estructura social y económica. Fue descubierto en los años 60 mientras se hacían trabajos para edificar la presa en el pantano de Azután. Presenta al menos dos fases: una relacionada con el mundo tartésico del suroeste y otra de fines de la Edad del Hierro, propiamente vettona.

Economía y sociedad

En los paneles y vitrinas se trata de explicar las características físicas del territorio más occidental de la provincia y su evolución hasta llegar al final de la Edad del Bronce, en el que se produce el primer poblamiento del Cerro de La Mesa.

Se da a conocer la importancia que llegó a tener la conocida como cultura tartésica en la zona y su responsabilidad en el origen de yacimientos como es éste.

La muestra se ocupa de dar a conocer el origen de los vettones, que es la etnia responsable de la continuidad del poblamiento en el cerro de La Mesa y, a la vez, de la construcción de las murallas que aún conserva y que son su seña de identidad.

La exposición analiza también la economía y la sociedad de la época, que sirven para explicar la mayor parte de los hallazgos producidos en la zona, incluidos algunos de los verracos que se documentan en lugares cercanos al yacimiento.

Se ha destinado un espacio a mostrar los trabajos arqueológicos realizados, en los que han participado un buen número de vecinos de Alcolea.

Todos los textos y fotografías van acompañados de materiales arqueológicos procedentes de las excavaciones realizadas en este yacimiento que se muestran al público por primera vez. Destacan piezas de cerámica realizadas con distintas técnicas y una fíbula o broche de bronce en forma de caballo, característica de las aristocracias celtibéricas de la Segunda Edad del Hierro en la Meseta.