El alcalde de Sonseca anuncia medidas de presión si Barreda no le recibe en 15 días

M. VEGA | TOLEDO
Actualizado:

El alcalde de Sonseca, José Millán Álvarez, ha dirigido una carta a todos los alcaldes de las poblaciones afectadas por la construcción de la Autovía Toledo-Ciudad Real con el objeto de unir esfuerzos en un asunto de gran importancia para esta comarca.

Tras conocer las alternativas presentadas por el Gobierno regional, Álvarez solicitó una reunión con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, para manifestarle «el malestar más profundo de mi pueblo» por los efectos «irreparables» en la economía que produiciría el hecho de dejar aislada a Sonseca y otras localidades de la comarca.

La Plataforma para la mejora de las comunicaciones ha decidido dar un plazo de 15 días para mantener esa reunión con el presidente Barreda. Si finalmente no se produce ese encuentro, el Ayuntamiento estudiará medidas de presión con el fin de conseguir sus reivindicaciones.

El alcalde ha anunciado también que realizarán alegaciones a los trazados planteados y demandarán el desdoblamiento de la N-401 en el tramo comprendido entre Burguillos y Los Yébenes, manteniendo el trazado por Ajofrín, Sonseca y Orgaz. «Queremos una autovía por el trazado histórico de la N-401, no nuevos tramos que olvidan y aislan a municipios que ya estamos en la conexión entre Toledo y Ciudad Real», precisó José Millán Álvarez.

Unidad

Sonseca quiere abrir la Plataforma para la mejora de las comunicaciones a los municipios colindantes, «también perjudicados», como Burguillos, Ajofrín, Chueca, Mazarambroz, Orgaz, Los Yébenes y Marjaliza. Todos unidos, aseguró el alcalde, podrían luchar para que el trazado de la autovía Toledo-Ciudad Real no se base en la Autovía de los Viñedos.