El ex alcalde de Huecas reconoce que se fiaba del secretario y firmaba cheques sin repasar las cuentas

El fiscal y el Ayuntamiento mantienen la petición de 8 años de cárcel y 20 de inhabilitación absoluta de Carlos Cabrera, que se apropió de casi 50.000 euros

Actualizado:

EFE

TOLEDO. El ex-alcalde del Ayuntamiento de Huecas, Miguel Angel Lorente del Alamo (PP), afirmó ayer durante el juicio que se sigue por malversación de caudales públicos contra el que fuera secretario-interventor del municipio entre 1996 y 2001, Carlos Cabrera Cuaresma, que en el Ayuntamiento «no había un duro».

Durante la segunda sesión del juicio, el ex-alcalde -cerrajero de profesión- no dio importancia a esta circunstancia porque se «fiaba» del acusado y firmaba los cheques de forma «automática» sin repasar las cuentas.

Otros dos responsables municipales que gobernaron este pequeño municipio durante esos años y que comparecieron como testigos en la vista oral también pusieron de manifiesto «el menoscabo económico» que para el pueblo tuvo la actuación del secretario-interventor.

El que fuera concejal responsable de la tesorería municipal hasta 1999, Rodolfo Félix López, señaló que él comenzó a perder la confianza en el secretario porque «veía que faltaba dinero», pues, llegaban ingresos al Ayuntamiento que en la cuenta no se reflejaban.

La fiscalía y el Ayuntamiento mantuvieron ayer su petición de ocho años de cárcel y veinte de inhabilitación absoluta para Carlos Cabrera, a quien acusaron de los delitos continuados de malversación de caudales públicos yfalsificación de documentos mercantiles, mientras que la defensa, representada por el abogado de oficio, Jesús Logobardo, pidió la absolución por entender que solo hay errores contables y negligencia en el ejercicio profesional.

Hoy se reunirá el jurado para emitir un veredicto de inocencia o culpabilidad.