El alcalde de Berriozar permite a ANV exhibir un cartel a favor de presos de ETA

Actualizado:

ALBERTO LARDIÉS

PAMPLONA. El alcalde de Berriozar, Xabier Lasa, de Nafarroa Bai, permitió ayer que el concejal de ANV Fermín Irigoyen portase una pancarta a favor de los presos de ETA. Y cuando el portavoz de UPN, Sergio Sayas, exigió al primer edil que expulsase al proetarra, Lasa optó por expulsar al propio Sayas.

Delirante actuación de un alcalde que, según los portavoces de UPN y PSN, con los que habló ABC, demuestra estar «más cerca de los terroristas que de los partidos democráticos». Además, el alcalde llamó al orden a José Antonio Navidad, del PSN, por protestar. Finalmente, los concejales del PSN y CDN abandonaron el salón de plenos en solidaridad con UPN.

Lo acontecido en el pleno guarda directa relación con que esta semana se conoció que la Fiscalía de la Audiencia Nacional se ha querellado contra los tres ediles de ANV por lo ocurrido en el tristemente célebre chupinazo del pasado agosto, lanzado por un «kiliki» (cabezudo). Los ánimos estaban caldeados, y según pudo saber ABC, miembros del público profirieron insultos contra los ediles de los partidos UPN, PSN y CDN. En el momento del pleno en que el concejal de ANV Fermín Irigoyen tomó la palabra, se desencadenaron los hechos.

Este sujeto criticó tener que acudir a la Audiencia Nacional a declarar por «tocar el txistu» -en ese momento sacó un txistu- y por «mostrar esta bandera» -ahí es cuando mostró un cartel a favor de los presos de ETA-. En ese momento, Sergio Sayas, de UPN, pidió la expulsión de Irigoyen, pero el alcalde hizo caso omiso y, ante su insistencia, le acabó expulsando a él. Los dos compañeros de Sayas se marcharon con él.