Cae una red que adulteraba gasóleo industrial y lo vendía en gasolineras

ABCTOLEDO. La Guardia Civil, en colaboración con la Agencia Tributaria, ha desmantelado en Madrid y Toledo una red que adulteraba gasóleo bonificado «B» y «C» para transformarlo en gasóleo ordinario

Actualizado:

ABC

TOLEDO. La Guardia Civil, en colaboración con la Agencia Tributaria, ha desmantelado en Madrid y Toledo una red que adulteraba gasóleo bonificado «B» y «C» para transformarlo en gasóleo ordinario tipo «A», combustible que después vendía en gasolineras de «marca blanca», obteniendo grandes beneficios.

Según han informado a Efe fuentes del instituto armado, en la denominada operación «Toletum» se han descubierto tres naves industriales, en las que se procedía al «lavado» del gasóleo, situadas en polígonos industriales de las localidades toledanas de Carranque, Numancia de la Sagra y Borox.

Las instalaciones clandestinas no contaban con ninguna medida de seguridad y suponían un grave peligro debido al almacenamiento de productos inflamables y a la acumulación de gases.

La Guardia Civil ha procedido al registro de 11 locales, entre ellos dos empresas distribuidoras con domicilio social en Colmenar Viejo y Navalcarnero (Madrid), que supuestamente eran las encargadas de transportar en camiones cisterna el gasóleo adulterado hasta las gasolineras en las que se vendía el producto.

El gasóleo bonificado tiene un precio de 0,20 euros por litro inferior al diésel normal, lo que suponía unos beneficios de unos 6.000 euros por cisterna adulterada.

El gasóleo «B» se utiliza para maquinaria agrícola y de obras públicas cuando no se circula por carretera, mientras que el «C» está destinado a instalaciones de calefacción.

Para diferenciarlos entre sí, al gasóleo de tipo reducido se le añaden colorantes y compuestos químicos sin que se alteren sus propiedades energéticas.

Mediante un procedimiento físico-químico, la banda desmantelada eliminaba los aditivos, devolviendo al gasóleo bonificado la apariencia normal.

Sin embargo, con un análisis químico se podían detectar las sustancias propias del gasóleo bonificado. Además, el consumo de este tipo de producto adulterado podía afectar negativamente a los motores de los vehículos, ya que no quedaban totalmente eliminados los productos utilizados para su «lavado».

En los registros efectuados, la Guardia Civil ha localizado el material y los productos empleados para poder adulterar el gasóleo, como ácido sulfúrico, bombas impulsoras, máquinas de filtrado, y aceites industriales que se utilizan para mezclar con combustible y aumentar así su volumen.

La operación, dirigida por el Juzgado de Instrucción nº 1 de Orgaz, continúa abierta a la espera de la valoración por parte de la Administración Tributaria de las cantidades defraudadas, por lo que no se descartan detenciones.