Manifestantes, este jueves, en la puerta de los juzgados de Toledo
Manifestantes, este jueves, en la puerta de los juzgados de Toledo - Luna Revenga

Abogados del turno de oficio: «Humillados y con remuneraciones míseras»

Una treintena de letrados se manifiesta en Toledo en defensa de la profesión y de la Justicia

ToledoActualizado:

Orgullosos de ser abogados del turno de oficio, pero muy enfadados con el organismo que les paga (el Ministerio de Justicia), ya que en Castilla-La Mancha no están transferidas las competencias en esta materia. Y por eso han salido a la calle este jueves, 12 de julio, día en el que se celebra anualmente el Derecho a la Asistencia Jurídica Gratuita. Han pisado el asfalto para protestar por las remuneraciones «míseras» que reciben a cambio de su trabajo y también porque se sienten «humillados».

Miseria y humillación son dos palabras que se han repetido en el manifiesto que la asociación de abogados del turno de oficio de la provincia de Toledo (Asato) ha hecho público en un día tan señalado. «La prestación a los ciudadanos de este derecho constitucionalmente establecido no puede recaer sobre los hombros de los abogados que prestamos servicio en el turno de oficio». Es el primer sopapo al Ministerio de Justicia. «A costa de nuestro trabajo, tarde y mal pagado, y con muchas actuaciones que, como no están contempladas en los baremos, no están retribuidas, pero que nosotros las realizamos. No debe haber ninguna actuación sin retribución». Segundo puñetazo, un jab, que se dice en boxeo, esta vez al mentón.

Ángel Cervantes, el decano del Colegio de Abogados de Toledo, junto con dos abogadas con camisetas reivindicativas
Ángel Cervantes, el decano del Colegio de Abogados de Toledo, junto con dos abogadas con camisetas reivindicativas - Manuel Moreno

En Castilla-La Mancha, donde hay unos 3.200 colegiados, los cerca de 900 letrados en el turno de oficio pertenecen al denominado «territorio común»; esto es, dependen exclusivamente del presupuesto del Ministerio de Justicia. Aunque los ciudadanos de la calle puedan pensar lo contrario, estos letrados aseguran que no ven subir las cantidades que les pagan por la asistencia gratuita desde que la ley entró en vigor hace... 22 años (tercer cross, o directo).

Es cierto que ha habido algún incremento, pero la subida del IPC se lo ha devorado. Por tanto, lo comido por lo servido. «La subida del 30 por ciento del anterior ministro [Rafael Catalá] no alcanza ni siquiera a colocar estos pagos en los niveles de 1996, pues el IPC ha subido desde entonces un 57%». Ese incremento, en poder adquisitivo, es un 27% inferior a lo que recibían en 1996 por esta asistencia (cuarto golpe, un upper, a la mandíbula del ministerio).

Y luego el crochet, a la cabeza. Los abogados de oficio de la «zona ministerio» cobran por su trabajo hasta un 300% menos que los letrados de oficio de otras comunidades autónomas con competencias transferidas en materia de Justicia. El decano del Colegio de Abogados de Toledo, Ángel Cervantes, pone un ejemplo: «El mismo trabajo por el que en Cataluña te pueden pagar 750 euros, en Castilla-La Mancha te dan 200 euros». «No es que los abogados de esas comunidades reciban mucho (reciben una miseria); es que los abogados que dependen de la ministra [Dolores Delgado] reciben un tercio de esa miseria», se afirma en el manifiesto.

«Una subida mínima para los abogados del territorio común no puede ser inferior al 200%, y hay dinero para hacerlo», reclaman. ¿Sería mucho dinero? Significaría una inversión de 70 millones de euros, lo que «puede obtenerse de parte de la asignación de los 130 millones que Catalá [el anterior ministro] quería dedicar a infraestructuras tecnológicas».

Calle Adalid Meneses, en Talavera de la Reina, dedicada a la abogacía del turno de oficio
Calle Adalid Meneses, en Talavera de la Reina, dedicada a la abogacía del turno de oficio- Ayuntamiento

Y después de todos esos golpes, una última pica al ministerio: «Exigimos la revisión de los actuales criterios de concesión al justiciable del beneficio de la justicia gratuita, de forma que se adecúen a una real y verdadera insuficiencia de ingresos».

La asociación Asato ha intentado convertir este 12 de julio de 2018 en un día «de reclamación por nuestros derechos, como garantes del derecho de acceso a la Justicia de los más desfavorecidos». Con ese fin, el Colegio de Abogados de Toledo ha organizado una caminata de 800 metros, desde el palacio de Justicia de la capital de Castilla-La Mancha hasta la Puerta de Bisagra. Han acudido a la cita una treintena de personas, vestidas con camisetas reivindicativas, entre las que se encontraba el decano del colegio.

En Toledo los letrados no han contado en su marcha de protesta con la presencia de políticos, como sí ha sucedido en Talavera de la Reina. Su alcalde, Jaime Ramos, ha asistido esta mañana al acto para dedicar la calle Adalid Meneses a la abogacía del turno de oficio. Él y la decana del Colegio de Abogados de Talavera, Margarita Cerro, han descubierto una placa de cerámica por tal motivo.

«El turno de oficio alcanza un índice de calidad del 85 por ciento y se trata de un servicio que la ciudadanía considera muy cercano, de una elevada calidad y con muy pocas reclamaciones e incidencias». Son palabras de Ángel Cervantes dos horas antes de la marcha, durante un encuentro con periodistas para dar a conocer el XII Informe del Observatorio de la Justicia Gratuita, que recoge la opinión de expertos de varias comunidades autónomas.

En este estudio se concluye que Castilla-La Mancha destinó 7,1 millones de euros en 2017, «apenas un 1% más que en el ejercicio anterior». En cambio, Cataluña, Madrid y Andalucía, con las competencias transferidas, alcanzaron un total de 134,7 millones de euros en justicia gratuita, lo que representó el 55% del total del gasto a escala nacional. Como reza el dicho español, a veces las comparaciones son odiosas.