El programa Fundación la Caixa atiende a 572 enfermos avanzados

Complementa el modelo actual de atención a personas con enfermedades terminales

TOLEDO Actualizado:

El equipo de atención psicosocial que desarrolla el Programa para la Atención Integral de Personas con Enfermedades Avanzadas de la Obra Social «la Caixa» en Castilla-La Mancha, ha atendido desde principios de 2009, a 572 enfermos avanzados y a 652 familiares. Estos profesionales se integran en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo a través de la Fundación para la Investigación Sanitaria, y forman parte de los 30 equipos multidisciplinares que ha puesto en marcha la iniciativa de la Obra Social «la Caixa». Además de en dicho centro realizan atención domiciliaria a los pacientes derivados por el hospital.

Con este programa, la Fundación «la Caixa» pretende complementar el modelo actual de atención a las personas con enfermedades avanzadas para conseguir una atención integral que tenga en cuenta los aspectos psicosociales; tanto el apoyo emocional, social y espiritual al paciente, como la atención al duelo, el soporte a las familias y a los profesionales de Cuidados Paliativos, que desarrollan su trabajo sobre todo en el ámbito sanitario.

Mediante un concurso dirigido a organizaciones no lucrativas (fundaciones vinculadas a hospitales y organizaciones del tercer sector), la Obra Social «la Caixa» seleccionó y formó a 30 equipos de apoyo psicosocial (EAPS), que desde enero de 2009 desarrollan el Programa para la Atención Integral de Enfermos Avanzados en toda España.

Los equipos, que trabajan en el ámbito hospitalario y sociosanitario, son multidisciplinares y están formados por psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros y voluntarios.

Las intervenciones de los nuevos equipos pueden ayudar a transformar la experiencia del paciente y la familia, para que comprendan que morir bien puede entenderse como la culminación de la vida.

Acompañar a las personas con enfermedades avanzadas es ayudar a pasar de una vivencia pasiva de amenaza y desintegración a una de afirmación, valoración y culminación de la propia existencia.

En el futuro, el programa prevé la validación científica de este nuevo modelo para la atención integral de los enfermos avanzados, a partir de los resultados recogidos de la evaluación asistencial de los equipos.