El Príncipe de Asturias inauguró la nueva central hidroeléctrica del Tajo

El acto coincidió con la celebración del centenario de la central hidráulica Bolarque I, propiedad de Gas Natural Fenosa, en Almonacid de Zorita

GUADALAJARA Actualizado:

Su Alteza Real el Príncipe de Asturias presidió ayer el acto de la celebración del centenario de la central hidráulica de Bolarque I, de Gas Natural Fenosa, en Almonacid de Zorita. El presidente de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró, y el consejero delegado, Rafael Villaseca, así como el director general de Generación, Javier Fernández, acompañaron a Don Felipe de Borbón a realizar un recorrido por las instalaciones, tras el cual descubrió una placa conmemorativa y firmó en el libro de honor de la compañía.

El acto contó también con la presencia del presidente de la Junta de de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el secretario de Estado de la Energía, Pedro Marín, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco José Pardo, el delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Máximo Díaz-Cano del Rey, y el alcalde de Almonacid de Zorita, Gabriel Ruiz del Olmo. También asistieron al acto, la presidenta de la Diputación de Guadalajara, María Antonia Pérez, el presidente de Unesa, Pedro Rivero, el de OMEL, Pedro Mejía, y varios miembros del Comité de Dirección de la multinacional energética.

Durante el evento, el Príncipe de Asturias visitó la muestra fotográfica organizada con motivo del centenario de la puesta en marcha de la instalación energética y que recoge algunos de los hitos históricos vividos en la central durante este primer siglo de vida.

Una obra de envergadura

El Salto de Bolarque, posteriormente modernizado y renombrado como central hidráulica Bolarque I, fue inaugurado el 23 de junio de 1910 por S.M. el Rey Don Alfonso XIII. Fue uno de los proyectos de mayor envergadura de la época, tanto por la moderna tecnología empleada como por la cantidad de trabajadores, y una de las primeras centrales hidroeléctricas españolas generadoras de corriente alterna. Esta instalación permitió impulsar de manera significativa la electrificación de la ciudad de Madrid a principios del siglo XX.

Esta infraestructura se complementó posteriormente con la central reversible Bolarque II, que fue inaugurada en mayo de 1974 por Sus Altezas Reales, Don Juan Carlos y Doña Sofía, cuando eran Príncipes de España. Esta instalación tiene una doble función, ya que puede producir energía eléctrica para incorporarla a la red nacional y elevar el nivel de agua necesario para abastecer el trasvase Tajo-Segura.

Durante el acto de ayer, según informó la compañía, también se inauguró la minicentral de caudal ecológico de Los Molinos, una instalación compuesta por dos grupos de 2 MW cada uno, que es capaz de generar la energía necesaria para abastecer la demanda de un millar de familias.

La minicentral permite, además, realizar el aprovechamiento energético del caudal ecológico necesario para mantener el río Tajo, contribuyendo a su preservación ambiental y al cumplimiento de los objetivos nacionales en materia de eficiencia energética y generación de electricidad con fuentes de energía renovable.

El nombre de Los Molinos tiene su origen en la cercanía de esta instalación a los restos del antiguo molino árabe donde surgió la central y que salieron a la luz durante la obras de construcción de Bolarque II en 1975.

Gas Natural Fenosa tiene una importante presencia en Castilla-La Mancha donde realiza la actividad de distribución y comercialización de gas y electricidad, y también de generación de electricidad. La compañía cuenta con casi 27.000 kilómetros de red de distribución (24.100 kilómetros de red eléctrica y 2.800 kilómetros de red gasista) y lleva el gas natural a 53 municipios y el suministro eléctrico a 402 poblaciones. Asimismo, la empresa cuenta con casi 745.000 clientes (200.600 de gas y 544.100 de electricidad).