La Junta trabaja para conocer la situación de la mujer retenida durante tres años en Moral

El delegado del Gobierno pide que se respete la decisión del juzgado que dejó en libertad al hombre

CIUDAD REAL Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El consejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, aseguraba ayer que los servicios sociales regionales han empezado a trabajar en un informe sobre la situación de la mujer paraguaya, Petronila V., de 26 años, que, presuntamente, ha pasado tres años retenida en una casa de Moral de Calatrava (Ciudad Real) por su pareja.

Lamata, no obstante, indicó que, en estos momentos, lo importante es trabajar en su recuperación física y psicológica en el Hospital General de Ciudad Real, donde está ingresada desde el pasado día 4 de este mes, cuando fue liberada por la Policía Nacional.

El consejero puntualizó que, una vez que reciba el alta médica o el tratamiento se convierta en ambulatorio, se valorarán «las ayudas sociales que necesite tanto aquí como las referentes a su familia y su país de origen». «Para ello, desde los servicios sociales ya se está trabajando en los informes preceptivos», indicó Lamata.

Respeto al juzgado

También se pronunció ayer sobre este caso el delegado de Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, quien expresó su deseo de que se recupere la joven ingresada en el Hospital de Ciudad Real, y dijo que respeta la decisión del Juzgado de Valdepeñas de dejar en libertad a su pareja.

Según recuerda Efe, la Policía Nacional informó el pasado viernes día 12 de la liberación la semana anterior, el 4 de noviembre, de una mujer de 26 años, de nacionalidad paraguaya, que llevaba tres años encerrada en una casa de Moral de Calatrava.

La Policía también informó de la detención de la pareja de la mujer, Lorenzo M.N., de 33 años, pero horas más tarde el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha confirmó que el hombre estaba en libertad porque el fiscal no había pedido la celebración de comparecencia sobre prisión provisional y porque el Juzgado de Valdepeñas estimó que no había indicios «suficientemente fundados» de un delito de detención ilegal o de violencia de género.

Ayer, el delegado del Gobierno expresó su «respeto» ante la decisión del Juzgado de Valdepeñas, que dejó en libertad al hombre, y recordó que la operación la llevó a cabo la Policía Nacional siguiendo instrucciones de un juzgado madrileño, el de Instrucción número 19 de Madrid.

«Espero que la mujer se reponga lo antes posible como consecuencia de los daños y las secuelas que tiene por la situación que ha estado viviendo», dijo Máximo Díaz-Cano.

Esta joven, Petronila V., está ingresada en la unidad de psiquiatría del Hospital General de Ciudad Real y físicamente evoluciona de manera favorable.