PROGRAMA PARA LOS TEMPOREROS DEL CAMPO

La Junta invierte este año 225.000 euros de apoyo a las familias en 23 municipios

TOLEDO Actualizado:

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha invertido este año 252.000 euros para financiar durante los meses de junio a octubre el programa de apoyo a las familias de temporeros del campo en 23 municipios de la región y que son prestados por los ayuntamientos o por Cruz Roja.

Según informó la Junta, el programa, que desarrolla la Consejería de Salud y Bienestar Social, está destinado a apoyar a las familias que carecen de recursos humanos y económicos para poder atender a sus hijos menores de edad de manera adecuada en su entorno por motivos laborales, fundamentalmente por llevar a cabo tareas agrícolas intensivas.

Los municipios donde se llevan a cabo este programa son Balazote, Casas Ibáñez, Fuentealbilla y Villamalea, en la provincia de Albacete; Daimiel, Moral de Calatrava, Socuéllamos, Tomelloso, Valdepeñas y Villarrubia de los Ojos, en la provincia de Ciudad Real; Ledaña, Minglanilla, Mota del Cuervo, Quintanar del Rey, San Clemente, Las Mesas, Villalpardo, Graja de Iniesta e Iniesta, en la provincia de Cuenca; y La Puebla de Almoradiel, El Toboso, Miguel Esteban y Villanueva de Alcardete, en la provincia de Toledo.

La consejería también ha financiado en los meses de diciembre de 2009 y enero de 2010 con una inversión de 18.000 euros este mismo programa en las localidades albaceteñas de Bienservida y Villapalacios para los hijos de temporeros del campo dedicados a la recolección de la aceituna. El año pasado, 612 niños se beneficiaron del programa, que ofrece una mayor calidad de vida a los pequeños, con cuidados específicos y facilitándoles el acceso a los colegios durante el curso para que no interrumpan su desarrollo educativo en esas semanas de labores de sus padres en el campo.

El objetivo es conciliar la vida laboral y familiar en áreas rurales de la comunidad autónoma cuya fuente de ingresos son los trabajos temporales agrícolas, como la vendimia o la recolección de la aceituna, que pueden conllevar incluso el desplazamiento durante un tiempo de los progenitores. Cubrir las necesidades básicas de alimentación, cuidado e higiene de las personas menores en edad escolar, facilitar la asistencia al colegio de los niños y niñas, desarrollar en comportamiento cívico-social aceptable dentro de la comunidad y ocupar el tiempo libre en actividades enriquecedoras para la formación personal son los objetivos específicos de este servicio.