SAN LORENZO DE LA PARRILA

Los Guijarro quieren la cementera para su pueblo porque generará trabajo

ISABEL PACHECO
Actualizado:

CUENCA

El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, defendió ayer la construcción de una cementera en San Lorenzo de la Parrilla porque creará «unos 150 empleos directos y otros 200 indirectos». Además, recordó a Ecologistas en Acción y a los miembros de la plataforma creada contra la instalación de esta industria (que se concentraron el pasado sábado) que no presentaron alegaciones cuando el procedimiento administrativo estaba abierto y que ahora la futura planta cuenta con los informes ambientales favorables de su departamento.

Se da la circunstancia que el consejero es natural de esta localidad cuyo alcalde, Marino Martínez Guijarro es su hermano, al tiempo que diputado de Medio Ambiente en la institución provincial de Cuenca.

Según el colectivo ecologista, la cementera producirá un millón de toneladas al año de clinker (principal componente del cemento) y expulsará a la atmósfera «más de medio millón de metros cúbicos de emisiones contaminantes cada hora, afectando de manera grave a la salud de la población y al medio ambiente».

Ecologistas advierte de que este tipo de industrias se han convertido, en toda España, «en enormes incineradoras de residuos». Así, la cementera de Villaluenga de la Sagra, en Toledo, fue autorizada por la Consejería de Industria Energía y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha a incinerar 85.000 toneladas al año de residuos, de las cuales 32.000 son peligrosos, según afirman.

«El uso de residuos como combustible es una fuente de negocio para las cementeras, pues sustituye a derivados del petróleo y recibe subvenciones públicas. Entre los principales productos que se incineran en estas fábricas se encuentran: neumáticos usados, pinturas, disolventes, barnices, plásticos, harinas cárnicas y un largo etcétera», avisan.

Consulta popular

La concentración del pasado sábado contra la cementera fue respaldada además por IU y el PP, así como otras asociaciones y colectivos. En esta cita se solicitó asimismo al Ayuntamiento de San Lorenzo de la Parrilla que convoque una consulta popular para que el pueblo decida si quiere o no esta industria, que además aumentará el trasiego de vehículos pesados por la comarca.