Portillo confiesa que el papel de Segismundo le ha cambiado
Blanca Portillo, en el papel de Segismundo - M. CIEZA

Portillo confiesa que el papel de Segismundo le ha cambiado

«La vida es sueño» de Pimienta aspira a romper el tabú de los papeles masculinos

DIEGO MURILLO
CIUDAD real Actualizado:

La actriz Blanca Portillo expresó ayer la «emoción» que siente por interpretar el papel masculino de Segismundo en «La vida es sueño», de Calderón de la Barca, que se estrena hoy en el Festival de Almagro, que ha marcado «un antes y un después» en su carrera y en su vida personal.

Portillo dijo, en la presentación de la obra cuyo estreno es una de las grandes apuestas de la edición de 2012 del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que tiene unas ganas «tremendas» de enseñarlo al público y de mostrar la gran «honestidad» de un personaje que elige «ser un buen humano».

Consideró que su interpretación de un papel masculino puede ser una gran oportunidad para que «se abra la brecha», para otros actores y actrices, de elegir personajes «sin distinción de género».

En este sentido, su compañero de reparto Joaquín Notario destacó que el estreno de esta versión de «La vida es sueño» es un «gran momento histórico del teatro español» por la interpretación una mujer del personaje de Segismundo.

Portillo siente que Segismundo le estaba esperando gracias a que no tiene «un cuerpo de 90-60-90» o por «no tener una voz de quinceañera» que le hubiera apartado de un papel que le ha hecho ser mejor persona.

La intérprete de Segismundo dio las gracias a la nueva directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta, por la valentía que ha mostrado en la puesta escena de toda la obra «sin pensar en los riesgos».

Por su parte, Pimenta confía en que el espectador no se plantee el género del personaje y añadió: «No significa un reto para nadie, sino la oportunidad de que la sensibilidad y la experiencia se cuele en Segismundo y lo transmita al público», señaló.