Pedro Martín asume Urbanismo y Rosario Roncero la delegación de Movilidad

Tras la salida de Cañizares del Ayuntamiento, Guillermo Arroyo es el nuevo concejal

ABC
CIUDAD REAL Actualizado:

La alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, daba a conocer ayer, en un comunicado, la «pequeña» reorganización del equipo de Gobierno municipal tras la salida de Francisco Cañizaresdel Ayuntamiento para ocuparse de la portavocía del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes Regionales, una vez que la anterior portavoz, Carmen Riolobos, fue elegida senadora en las pasadas elecciones nacionales.

La delegación de Urbanismo que ocupaba Cañizares en el Ayuntamiento ciudadrealeño pasará ahora a ser competencia de Pedro Martín, también portavoz del equipo de Gobierno. Por su parte, Rosario Roncero unirá a su responsabilidad en Sostenibilidad la delegación de Movilidad, mientras que el nuevo edil que llega en sustitución de Cañizares, Guillermo Arroyo, asumirá Policía y Seguridad.

Según concretó la alcaldesa de Ciudad Real, el nuevo concejal que tomará posesión en el próximo pleno ordinario del mes de enero, Guillermo Arroyo, encabezará la delegación de Policía y Seguridad, antes atribuida a Pedro Martín, quien ahora ha recibido, por designación de la alcaldesa, la delegación de Urbanismo, continuando con Obras y Mantenimiento, y manteniendo la portavocía del Gobierno municipal.

Por otra parte, Rosario Roncero asume la delegación de Movilidad, sumándola a su responsabilidad como concejal de Sostenibilidad, «impulsando así un modelo en el que Rosa Romero quiere incidir, que es el de una ciudad cuya movilidad sea sostenible», ya que uniendo bajo una misma persona las delegaciones de Sostenibilidad y Movilidad existirá una mejor coordinación entre ambos departamentos, aseguraba la nota del Ayuntamiento.

Con estos nuevos nombramientos, se asegura que la alcaldesa de la capital quiere reforzar la estructura organizativa municipal «totalmente preparada para llevar adelante el proyecto de ciudad en el que creemos: una ciudad sostenible, una ciudad moderna, y cuyo valor fundamental es la calidad de vida que queremos para los ciudadrealeños», señalaba Rosa Romero.