La «Pasión Barroca» de Almagro perdió espectadores

La 34 edición del Festival de Teatro Clásico tuvo un 94% de ocupación

CIUDAD REAL Actualizado:

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro ha bajado ligeramente en el número de espectadores respecto a la edición anterior. La 34 edición de este evento, que bajó el telón este pasado domingo, y que ha tenido lugar del 1 al 24 de julio, ha contado con 61.053 espectadores y una ocupación del 94,7%, unos mil espectadores menos que en 2010, en lo que la ocupación se situó en el 96%.

La directora de esta histórica cita anual con los clásicos, Natalia Menéndez, se mostró aún así «satisfecha» por el trabajo realizado durante este año, su segundo al frente del Festival, en el que el patronato ha pasado a ser fundación.

Natalia Menéndez afirmó que el teatro «está más vivo que nunca», donde los clásicos siguen vigentes y adaptándose perfectamente a los tiempos. Una muestra de ello ha sido Almagro OFF.

Una de las novedades más importantes de este Festival, en el que Menéndez se quiso detener, fue en el I Certamen Internacional para jóvenes directores de escena «Almagro OFF», que ha dado voz a jóvenes directores de escena y del que el ganador ha sido la obra argentina «La vida es sueño» de la Compañía de Titiriteros de la Universidad Nacional de San Martín dirigida por Carlos Almeida. Dicho certamen ha contado con la participación de 13 montajes extranjeros procedentes países como Inglaterra, Francia, Argentina, Colombia o China, siendo seis las obras llegadas de América, cinco de Europa y dos de Asia.

La calle se vuelca

El festival ha aumentado en esta edición a trece los espectáculos de calle representados en cinco espacios diferentes de la localidad destacando la respuesta a las propuestas de este tipo de teatro que «ha sobrepasado todas las expectativas y el público presente y ha superado el número de localidades en la mayoría de las funciones».

La Fundación Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro ha programado igualmente para esta edición cuatro funciones accesibles para personas con discapacidad visual o auditiva en colaboración con el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (CESyA) y la Fundación Vodafone.

En la misma línea, el Festival ha querido darle un papel importante a espectáculos para todas las edades y así, se han programado con esta intención obras teatrales como La dama boba, Cyrano de Nueva Orleans, La reunión de los Zanni o El joven burlador, entre otras.

A parte del teatro, en la programación del Festival también ha habido hueco para otras exposiciones de cine, música o pintura con la presencia tan variada de las películas «Lost in La Mancha», el grupo de hip hop «Rapsodas en Almagro» o la exposición de pintura «Antoñita viuda de Ruiz».

Igualmente, el número de visitantes a las exposiciones fuera del teatro ha duplicado las mejores expectativas previstas para esta edición por la organización, ya que se han superado los 7.000 visitantes entre las diferentes muestras del festival.

Galardones de altura

La directora, Natalia Menéndez, destacó varios momentos vividos en el marco del festival este año. Por un lado, durante la inauguración que corrió a cargo de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y la Ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en el que se hizo entrega del XI Premio Corral de Comedias a la actriz, directora y gestora cultural Nuria Espert, que aseguró que los premios la ayudan a superar sus inseguridades, que la gente que más quiere es la del teatro y que «el teatro se ha convertido en una cuestión de honor».

La segunda de las citas más emotivas, a juicio de Menéndez, fue el homenaje que se le dio a Andrés Peláez celebrado el día 12 de julio. El hasta ahora director del Museo Nacional del Teatro se jubila, «habiendo dejado un rastro de trabajos de carácter documental y exposiciones», concluyó.